“¡El momento es ahora!”, “Fuerza Armada Nacional han tomado la decisión correcta, cuentan con el apoyo del pueblo de Venezuela”, “A desplegar las fuerzas para lograr el cese de la usurpación”. Una serie de tuiteos del presidente encargado Juan Guaidó la mañana del pasado 30 de abril anunciaban un levantamiento militar definitivo en Venezuela bajo […]

  • 10 mayo, 2019

“¡El momento es ahora!”, “Fuerza Armada Nacional han tomado la decisión correcta, cuentan con el apoyo del pueblo de Venezuela”, “A desplegar las fuerzas para lograr el cese de la usurpación”. Una serie de tuiteos del presidente encargado Juan Guaidó la mañana del pasado 30 de abril anunciaban un levantamiento militar definitivo en Venezuela bajo el nombre de Operación Libertad. La segunda señal fue la salida del líder opositor Leopoldo López de su arresto domiciliario. Pero con el pasar de las horas, se hizo evidente que no sería así. Sobre todo cuando el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, pieza fundamental de una supuesta negociación con los Estados Unidos,  apareciera públicamente descartando su participación en un golpe al régimen de Nicolás Maduro. La jornada de levantamiento terminó con cinco víctimas fatales y 233 personas detenidas, mientras que el chavismo continúa evidentemente debilitado en el poder, pero todavía sin indicios de ceder o negociar una salida política. Esta semana, Guaidó reconoció que hubo apoyos comprometidos desde las fuerzas armadas que ese día no cumplieron con lo acordado. Luego de Cúcuta y de un derrocamiento que no llegó a concretarse, se reestablece la incertidumbre respecto de una situación que parece insostenible, pero que podría tardar días o años en resolverse.