Un año después de que ambas partes acordaran el traspaso, el Pentágono ha entregado el control de la cárcel de Parwan, inicialmente conocida como el centro penitenciario de Bagram, al gobierno de Afganistán. El comandante en jefe de las tropas internacionales en Afganistán, el general Joseph Dunford llegó a la ceremonia a Parwan, luego de […]

  • 25 marzo, 2013
An Afghan detainee at Parwan Foto: The Guardian

An Afghan detainee at Parwan Foto: The Guardian

Un año después de que ambas partes acordaran el traspaso, el Pentágono ha entregado el control de la cárcel de Parwan, inicialmente conocida como el centro penitenciario de Bagram, al gobierno de Afganistán.

El comandante en jefe de las tropas internacionales en Afganistán, el general Joseph Dunford llegó a la ceremonia a Parwan, luego de firmar un acuerdo con el ministro de defensa afgano Bismillah Khan Mohammadi.

El centro, ubicado unos 60 kilómetros al norte de Kabul, es conocido como el “Guantánamo de Afganistán”, ya que ha servido como la mayor y más importante prisión de Estados Unidos en el país asiático, lo que la situó en el eje de varias controversias desde la invasión del país, en el año 2001.

Este hecho pone fin a un amargo periodo de relaciones entre Estados Unidos y el presidente afgano Hamid Karzai, que demandaba el control de la prisión como un asunto de soberanía nacional y es un importante paso en la retirada progresiva de las tropas estadounidenses de Afganistán, que debiera terminar en 2014.

Para más información entra a The Guardian.