Después de más de un año, el presidente Barack Obama y el primer ministro Benjamín Netanyahu se reunieron en la Casa Blanca el pasado lunes. Obama y Netanyahu abordaron la renegociación del acuerdo de ayuda militar, que expira en 2017. Descartadas unas nuevas negociaciones de paz entre israelíes y palestinos en los 14 meses que […]

  • 10 noviembre, 2015

Obama-Netanyahu

Después de más de un año, el presidente Barack Obama y el primer ministro Benjamín Netanyahu se reunieron en la Casa Blanca el pasado lunes.

Obama y Netanyahu abordaron la renegociación del acuerdo de ayuda militar, que expira en 2017. Descartadas unas nuevas negociaciones de paz entre israelíes y palestinos en los 14 meses que le quedan a Obama en el cargo, la prioridad es reparar los daños en la relación entre ambos aliados tras el acuerdo nuclear con Irán.

“Queremos asegurarnos de que Israel y Estados Unidos planifiquemos con anticipación nuestras necesidades de defensa en el futuro”, dijo Obama a la prensa antes de la reunión.

“Quiero agradecerle su compromiso en seguir reforzando la seguridad de Israel”, respondió Netanyahu.

Obama declaró que hablarían de la guerra civil en Siria, de la puesta en marcha del acuerdo con Irán, de la reciente ola de violencia entre palestinos e israelíes y de las maneras de reducir las tensiones y encontrar una solución que responda a las aspiraciones de los palestinos y a la seguridad de los israelíes. Netanyahu dijo que Israel está comprometido con una solución al conflicto israelo-palestino con “dos Estados para dos pueblos”.

La reunión ha perseguido ratificar la confianza de Israel a través de un compromiso a largo plazo con un nuevo paquete de ayuda “diseñado contra las amenazas y desafíos a los que Israel se enfrentará a lo largo de la próxima década”, hizo saber el asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes, en declaraciones recogidas por el ‘Jerusalem Post’, sin dar más detalles.

Revise el artículo completo en ABC.