Lo canta Juan Luis Guerra. Lo hablan en La Vega. Lo comentan en el paradero de la micro. “La vida está cada vez más cara”, se quejan todos. La presión inflacionaria no solo tiene a los simples mortales preocupados. Los expertos también lo están. La crisis en Medio Oriente y Libia, disparó el precio del petróleo -subió un 30% en tres semanas-. Una situación que no sucedía desde la guerra del Golfo, en 1990, y que agilizó la aprobación en el parlamento del famoso Sipco (sistema de protección de variación de los precios de los combustibles). Y pese a que la escalada del precio de los alimentos en América Latina ha disminuido en comparación al resto del mundo, todo indica que las alzas se mantendrán en el mediano plazo. En Capital salimos a la calle a buscar a los rostros de la inflación, ese fantasma que amenaza con estrujar aún más la billetera de los chilenos y que, según los expertos, va a ser uno de los desafíos económicos del año. Por Carla Sánchez; fotos, Verónica Ortiz.

  • 22 marzo, 2011

 

Lo canta Juan Luis Guerra. Lo hablan en La Vega. Lo comentan en el paradero de la micro. “La vida está cada vez más cara”, se quejan todos. La presión inflacionaria no solo tiene a los simples mortales preocupados. Los expertos también lo están. La crisis en Medio Oriente y Libia, disparó el precio del petróleo -subió un 30% en tres semanas-. Una situación que no sucedía desde la guerra del Golfo, en 1990, y que agilizó la aprobación en el parlamento del famoso Sipco (sistema de protección de variación de los precios de los combustibles). Y pese a que la escalada del precio de los alimentos en América Latina ha disminuido en comparación al resto del mundo, todo indica que las alzas se mantendrán en el mediano plazo. En Capital salimos a la calle a buscar a los rostros de la inflación, ese fantasma que amenaza con estrujar aún más la billetera de los chilenos y que, según los expertos, va a ser uno de los desafíos económicos del año. Por Carla Sánchez; fotos, Verónica Ortiz.

 

Carlos Pilquinao, panadero
“Donde más se nota el alza es en el costo de la energía”

“Me preocupa harto el tema de la inflación. Las cosas suben de precio, pero el sueldo se mantiene igual. Yo antes, para llegar a la panadería, necesitaba 600 pesos. ¡Ahora me gasto el doble!

En esta panadería, el precio del pan no ha subido, pese a que los materiales están un poco más caros. La margarina, por ejemplo, ha subido como un 5%, pero la harina, hasta ahora, se ha mantenido.

En donde más se nota el alza es en el costo de la energía. Aquí prendemos los hornos a las 7 am y se cortan recién a las 8 pm. Al día se consumen dos balones de gas de 15 kilos.

La inflación es un fenómeno mundial. Son tantas las cosas que han pasado… Ahora mismo, el terremoto en Japón afecta a todos los países.

Ojalá que las cosas no sigan subiendo. Así como estamos, no vamos a llegar a ninguna parte. Nadie ha insinuado nada sobre subir los sueldos. Igual estoy tranquilo, porque al final igual tengo pega, pero uno siempre quiere estar mejor”.

{mospagebreak}
Felipe Larraín, ministro de Hacienda
“Hasta el momento la inflación se encuentra contenida”

“Como ministro de Hacienda siempre estoy preocupado del crecimiento del país, de los equilibrios macroeconómicos, de la inflación y, en general, de las variables externas e internas que puedan afectar a la buena marcha de nuestra economía. Me preocupa especialmente por las chilenas y chilenos más vulnerables, que son los que menos pueden defenderse de la inflación.

Hasta el momento la inflación se encuentra contenida. Existen, sin embargo, factores de riesgo que vienen de expectativas y precios de algunos bienes en particular, como alimentos y combustibles. Por ello, en los últimos días hemos empezado a ver ciertas reversiones iniciales en estos últimos, como una disminución (o por lo menos un término de la escalada) de los precios del petróleo y de algunos commodities como cereales, arroz y trigo. Por otro lado, el aumento de inflación que se espera para Chile, así como para varios países, si bien se acerca al techo de la banda, aún se mantiene en niveles acotados y no se asemeja a lo que ocurrió en 2008”.

{mospagebreak}
Eleonor Ayala, vendedora de la Vega
“Esto no es culpa de las autoridades”

“Mi papá, más conocido como el viejo Ayala, tiene este local desde hace 50 años. Yo he trabajado siempre aquí vendiendo fruta. La palta y el limón son los que están más caros y van a seguir subiendo de precio. A nosotros no nos perjudica tanto el alza en los precios de los alimentos, porque tenemos una clientela cautiva.

Como somos productores –tenemos tres campos–, podemos sacrificar un poco las ganancias, para competir. Lo que sí nos ha afectado bastante es el alza en los costos de producción y la sequía, que fue muy fuerte.

La gente le echa la culpa al gobierno, pero esto no es culpa de las autoridades sino que es un problema mundial. Hay también dificultades con la naturaleza. Todo eso afecta. Pienso que el país, económicamente, está muy bien, pero la gente gasta más de lo que gana. Yo entiendo bastante del tema. Tengo un hijo ingeniero comercial que trabaja en el Banco Central y me explica todo. El próximo año –dice– va a haber una crisis mucho mayor, porque la gente se está endeudando mucho”.

{mospagebreak}
Alberto Jara, estudiante de Ingeniería Comercial
“Este mes me va a salir salado"

“Acabo de empezar las clases en la universidad. Este es mi primer año. No me subieron mucho la mesada, así que me las tengo que arreglar. Por lo menos, no tengo que trabajar, así que puedo estudiar tranquilo.

No alcancé a sacar el pase escolar el año pasado, así que voy a tener que pagar el boleto de adulto hasta abril, fecha en que se vuelve a renovar. Este mes me va a salir salado.

Las cosas están subiendo por una mala administración del gobierno y de Hacienda. Yo creo que debe ser por falta de información a la hora de hacer análisis de la política de gobierno.

La crisis en Libia ha frenado la producción de petróleo, y al haber menos oferta sube el precio de todo, incluyendo la micro. Pero las crisis siempre traen oportunidades. Leí en el diario que el terremoto de Japón a largo plazo va a ser bueno para Chile, por la oportunidad de participar en la reconstrucción”.

{mospagebreak}
Joseph Ramos, economista
“La inflacion va a ser uno de los desafios economicos del año”

“La inflación actual no es alarmante, pero efectivamente va a ser uno de los desafíos económicos de este año. La cifra va a ser mayor al 3% del año pasado; yo creo que será de 4,5%.

En este momento, el Banco Central habría deseado estar con una tasa de instancia neutra, que no estimulara ni frenara el gasto, pero estamos todavía con una que se tomó para la recesión de 2009 y que lo incentiva. En los últimos meses, el gasto de las personas ha sido fuertísimo. No se necesita más pisco en el ponche. El Banco Central debiera adoptar una tasa superior a la inflación en un par de puntos, es decir de 5,5% o 6%; obviamente, sujeto a la evolución de los acontecimientos.

Parte importante de la presión sobre los precios proviene de factores externos que son difíciles de moderar internamente, ni aunque hubiera toda la holgura económica en Chile. Pero lo ideal sería que el alza en el precio del petróleo se quedara en los sectores directamente afectados, pero que no se traspasara a todos. Al Banco Central le corresponde frenar esa espiral. Además de regular la tasa de interés, la otra herramienta efectiva para controlar la inflación es reducir el gasto fiscal. También podría haber una mayor tributación, para frenar el gasto privado”.

{mospagebreak}
Pablo Molina, camionero
“Nos cortaron los viaticos y el bono extra que teníamos”

“Manejo camiones desde hace 5 años. Esta máquina, antes, la llenaba con 68 lucas y ahora lo hago con 82. Es harta la diferencia y se nota porque cargo combustible cada 3 días.

Los patrones no están muy contentos con esto. A nosotros nos restringen más. Ya no podemos andar dando vueltas para encontrar estacionamiento, tenemos que pararnos en cualquier lugar, arriesgando un parte.

Con esta situación a nosotros nos cortaron los viáticos y el bono extra que teníamos. Eso significa menores ingresos para nosotros. Todo, para paliar el alza de la bencina. Y lo peor de todo es que los precios van a seguir subiendo, porque así estamos.

¿Por qué pasa esto? Es algo que viene de afuera. Lo que está ocurriendo en Libia ha subido los precios del combustible y nosotros no somos precisamente un país que tenga petróleo”.

{mospagebreak}
Estela Ramírez, pensionada
“Es muy complicado sobrevivir hoy en día”

“He venido toda mi vida a la Vega. Lo hago todas las semanas. Me gusta comprar aquí porque todo es más fresco. Incluso el alimento para los perros lo consigo aquí.

Ahora último, me ha llamado la atención que los precios estén tan alterados. ¡Imagínese que el kilo de limones está a 1.500 pesos! Ha subido el costo de la vida. Y a mí me afecta porque la pensión que recibo es precaria. Con 160 mil pesos tengo que pagar todas las cuentas. Es muy complicado sobrevivir hoy en día. Yo me las ingenio ahorrando.

No le puedo echar la culpa al presidente, porque el mundo entero está igual. Pero algo está pasando. Los precios tendrían que estabilizarse. Si no, ¿a dónde vamos a llegar? Ya voy para los 80 años, ¿cómo no me va a alcanzar la pensión para nada?”