Que Paul McCartney murió y el artista de hoy es un doble, que existe una “fake” Melania Trump y que la llegada del hombre a la luna fue un montaje son algunas de las teorías de conspiración que defienden un grupo pequeño de ciudadanos de EE.UU y el mundo. 

  • 12 agosto, 2019

Los creyentes en las teorías de la conspiración son comunmente catalogados como infundamentados pero a través de una encuesta realizada por YouGov para Statista, se revela que, en algunos casos, estas son creencias son ampliamente extendidas y lejos de la extraña y marginal opinión que se pensaba.

Según la encuesta, una de las teorías de conspiración más comúnmente creídas entre los adultos de EE.UU es que Lee Harvey Oswald no actuó solo en el asesinato de JFK: el 47% cree firmemente o de alguna manera que hubo otro tirador. La teoría del “Estado profundo” (deep state), tan promocionada por el presidente Trump, también se ha convertido en un discurso común, con un 29% creyendo en cierta medida. Esta defiende la idea que existe un Estado oculto que se divide en dos subteorías: la primera es la de un gobierno que regiría al actual gobierno de EE.UU, cuyas intensiones son ocultas; y la segunda, la de un grupo imperado por la corrupción y otras malas prácticas.

Mientras tanto, lo que podría considerarse como la “madre de todas las teorías de la conspiración”, que el alunizaje de 1969 fue falso, parece haber perdido adherentes, con solo el 11% detrás de la idea 50 años después.

Fuente: Statista.