Durante casi dos años, aficionados al mundo del crimen —especialmente aquellos con fascinación por el Cártel de Sinaloa— han estado esperando el juicio a Joaquín Guzmán Loera, el capo mexicano conocido como el Chapo

  • 19 noviembre, 2018

Esta es la primera vez que fiscales estadounidenses han tenido la oportunidad de exponer públicamente lo que saben sobre uno de los principales cárteles mexicanos, así como lo han hecho con otras organizaciones criminales como Al Qaeda o la mafia.

La semana pasada, antes del comienzo del juicio, dos jurados fueron descartados. Uno de ellos dijo que estaba “ansioso e incómodo” por la posibilidad de tener que juzgar al Chapo.

El juicio finalmente empezó en la Corte Federal de Distrito en Brooklyn con las explosivas declaraciones que hizo un exintegrante del cártel cuando subió al estrado.

El hombre con todos los secretos

Testigo de la semana: Jesús Zambada García fungió durante años como uno de los principales jefes de logística de Guzmán, administrando el territorio del cártel en Ciudad de México. Zambada tenía un trabajo legal como contador antes de comenzar como traficante. Sin embargo, sus empleadores lo despidieron cuando se enteraron de que era hermano de Ismael Zambada García, el socio de Guzmán desde hacía muchos años.

En dos días de testimonio, Zambada, de 57 años, probó tener conocimiento sobre las finanzas y las estrategias del cártel para pasar las drogas, también acerca del uso habitual de violencia y sobornos.

Entre otras revelaciones explosivas, Zambada testificó que el ahora fallecido narcotraficante Ramón Arellano Félix fue personalmente responsable del tiroteo accidental que acabó con la vida del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en 1993, uno de los asesinatos más conocidos en la historia mexicana.

Cuando suba al estrado otra vez esta semana, dijeron los abogados de Guzmán, se espera que Zambada confiese un acto de corrupción asombroso: el pago de seis millones de dólares al “actual presidente de México”.

Otras cosas que Zambada reveló:

* Inicialmente, el gobierno tenía su propio nombre para el Cártel de Sinaloa1: La Federación. Zambada testificó que Guzmán compartía poder y ganancias con Ismael Zambada, conocido como el Mayo, en una sociedad “cincuenta-cincuenta”.

* Zambada también identificó a los otros líderes principales del cártel; entre ellos, Amado Carrillo Fuentes, conocido como el Señor de los Cielos porque era propietario de una gran flota de avionetas para transportar droga, y Juan José Esparragoza Moreno, conocido como el Azul.

Esparragoza, uno de los miembros más antiguos y respetados del grupo, fue el mentor de Guzmán.

“El Azul fue quien básicamente apoyó a Joaquín Guzmán Loera para que fuera un gran narcotraficante”, dijo Zambada.

* La plaza2 natal de Guzmán, Sinaloa, era importante, dijo Zambada, debido a su proximidad con el Triángulo Dorado, una región fértil donde se juntan los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua. Fue ahí, agregó, donde la mayoría de la marihuana y la amapola —usada para fabricar heroína— de México era cultivada.

Sinaloa también era una plaza principal debido a que muchos de los líderes del cártel provenían de ahí.

“Sus familias están ahí”, dijo Zambada. “Sus negocios, su vida”.

Prepárate para un largo día

Dada la propensión del Cártel de Sinaloa hacia la violencia, la seguridad en el juicio ha sido excesivamente estricta. El Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos trabajó arduamente la semana pasada para acomodar al público, pero si decides asistir al proceso, que podría durar hasta cuatro meses, prepárate para lo siguiente:

Llega temprano para el inicio a las 9:30. Durante la primera semana, aquellos que deseaban conseguir un asiento llegaron a las 6:45. Bebe café de antemano porque te solicitarán que tires cualquier bebida antes de ingresar.

Mientras atraviesas el primer nivel de seguridad, te solicitarán que pongas tus pertenencias a través del escáner y que camines a través de un detector de metales. En este punto, te dirán que entregues tu celular, computadora portátil y otros dispositivos electrónicos. (Esto es normal en las cortes federales).

Entonces, tomarás el elevador hasta el octavo piso, avanzarás hasta una segunda fila de personas afuera de la sala de la corte y esperarás durante las siguientes horas.

Saluda al perro que olfatea explosivos que se encuentra a un lado de otro detector de metales.

Pasarás un segundo filtro de seguridad y pondrás tus pertenencias restantes a través del escáner. Esta vez, deberás quitarte los zapatos.

Según tu lugar en la fila, ingresarás a una de las siguientes salas: las primeras cincuenta personas, aproximadamente, serán admitidas en la sala principal de la corte. Otras cincuenta podrán entrar a la sala de sobrecupo. A todas las personas restantes se les pedirá que se retiren.

Glosario del juicio al Chapo

1 Cártel de Sinaloa: Actualmente, el Cártel de Sinaloa es un imperio internacional con una estructura vertical de líderes, sublíderes y trabajadores de nivel inferior como choferes, pilotos, ingenieros y sicarios (asesinos).

No obstante, cuando el grupo fue fundado a principios de la década de los noventa, estaba menos organizado. Zambada dijo que eran una banda de narcotraficantes del estado occidental de Sinaloa —algunos viejos conocidos, otros con vínculos de sangre— que gradualmente unieron fuerzas a partir de “lazos de amistad”.

2 La plaza: la unidad fundamental del narcotráfico mexicano, que para los cárteles equivale lo que el territorio a la mafia.

De acuerdo con Zambada, el Cártel de Sinaloa operaba en por lo menos doce plazas en México —desde algunas en la costa del Pacífico como Guerrero y Jalisco, hasta aquellas a lo largo de la frontera norte, como Sonora y Chihuahua. Las plazas costeras, explicó, eran esenciales, porque eran puntos de acceso para envíos de cocaína que llegaban por vía marítima desde Colombia. Las plazas fronterizas eran usadas para ingresar drogas a Estados Unidos.

Compa: El 15 de noviembre, una fiscala, Gina Parlovecchio, pidió a Zambada que explicará al jurado el significado de la palabra “compa” (el acortamiento de “compadre” que significa el padrino de bautizo del hijo o de una persona o, de manera coloquial, amigo), que es una palabra usada frecuentemente entre miembros de los cárteles.

El jurado: Conformado por doce jurados y seis alternos. Ha recibido lecciones sobre la operación interna del prominente cártel mexicano, así como un curso intensivo del caló (o jerga) en español.

Narcotúnel: Uno de los métodos favoritos de Guzmán para cruzar drogas era un túnel. La semana pasada, el jurado escuchó sobre un túnel que se extendía desde una bodega en Douglas, Arizona, hasta un rancho en Agua Prieta, México.

Del lado mexicano, la entrada estaba escondida bajo una mesa de billar que se elevaba del piso mediante un elevador hidráulico. El túnel estaba ubicado a solo dos cuadras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos en Arizona.

Fuente: The New York Times