El exasesor del presidente de Estados Unidos cumple una condena por pagos ilegales en nombre de Trump. En mayo de 2019 fue encarcelado en la prisión federal al noroeste de Nueva York y en mayo de este año comenzó a cumplir su sentencia en su casa por el riesgo de contagio de coronavirus en la cárcel. Tras romper las normas del arresto domiciliario y ser visto en un restaurante volverá tras las rejas. 

  • 9 julio, 2020