Según el diputado chileno-sueco Mauricio Rojas, el Estado de Bienestar conduce a resultados exactamente inversos a los que se plantea. Si bien se propone ampliar la libertad de las personas, al final las hace más dependientes. El parlamentario cuenta cómo la centroderecha sueca, después de muchos años y de cualquier cantidad de errores, llegó al gobierno. La Alianza en Chile debería poner oído a lo que dice.

  • 10 agosto, 2007