Nikkei llegó a caer más de 7%.

  • 6 febrero, 2018

Los mercados del mundo profundizan sus pérdidas luego que ayer Wall Street viviera un lunes negro en el que el Dow Jones experimentó su mayor caída diaria en puntos de su historia.

Asia fue la primera región en reaccionar al flash crash de ayer. El Nikkei de la Bolsa de Tokio, la más importante del continente, llegó a caer más de 7%, pero luego sus pérdidas se moderaron al 4,73%.

De cualquier forma, se trató de su peor jornada desde noviembre de 2016.

La segunda plaza más relevante de esa región, Hong Kong, experimentó una violenta caída de 5,12% en el índice Hang Seng.

En China, el índice de referencia de la Bolsa de Shanghái cerró la sesión del martes con un retroceso del 3,35%, hasta situarse en los 3.370,65 puntos. En Corea del Sur las pérdidas fueron más moderadas y rondaron el 1,5%.

En Europa también se vivieron momentos de pánico. El Dax de Fráncfort, la plaza más importante de esa región, llegó a caer más de 5% pero sus pérdidas se moderan a esta hora a un 2,37%.

El Ibex de Madrid, por su parte, sucumbe 2,06%, casi exactamente lo mismo que el Cac de París y el FTSE 100 de Londres.

Los malos resultados de la bolsa neoyorquina se dan en un escenario de expectativas sobre el inicio de un ciclo de alzas de tasas más brusco de lo esperado.

El mayor repunte de los salarios en ocho años en EEUU elevó las expectativas de subidas adicionales de tasas, inmersa en pleno relevo en su presidencia, el que ha otorgado Janet Yellen a Jerome Powell.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.