Este avión, que está en su fase inicial de construcción y se espera que podría estar terminado para fines de la década, reemplazará gran parte de la flota estadounidense durante los próximos 20 años. Lockheed Martin, que produce los aviones, dice que entregará la aeronave más avanzada del mundo para incrementar la seguridad del país […]

  • 16 marzo, 2013
Avión militar Foto: BBC Mundo

Avión militar Foto: BBC Mundo

Este avión, que está en su fase inicial de construcción y se espera que podría estar terminado para fines de la década, reemplazará gran parte de la flota estadounidense durante los próximos 20 años.

Lockheed Martin, que produce los aviones, dice que entregará la aeronave más avanzada del mundo para incrementar la seguridad del país a un precio asequible.

Por su parte, sus detractores presentan una larga lista de críticas: dicen que el precio del programa es muy alto, la producción está retrasada, el proyecto está lleno de problemas tecnológicos, el avión no responde a las necesidades del país y además puede verse afectado por los recientes recortes presupuestarios.

Para desenmarañar esta polémica, BBC Mundo recorrió con dos ex pilotos militares, Steve Callaghan y Robert Rubino, el centro privado de demostraciones del F-35, en el estado de Virginia, y hablaron de la potencia de la aeronave.

Ambos ex pilotos afirman que el avión tiene tecnología furtiva, fue diseñado para combatir en cualquier campo de batalla y cuenta con capacidades inigualables de ataque, asegurando que la nave es capaz de sobrevivir en los ambientes “más hostiles” y es “altamente costo-eficiente”.

Según Lockheed Martin, este proyecto se trata del programa de adquisición militar más grande del mundo, en el que, además de Estados Unidos, países como el Reino Unido, Italia y Holanda, también forman parte del programa de desarrollo, con lo que el número total estimado de F-35 superará los 3.000.

Para más información entra a BBC Mundo.