A pesar de que los resultados varían según los distintos continentes, este rango etáreo constituye una tendencia generalizada entre los empredendedores del mundo. Así lo determinó Global Entrepreneurship Monitor 2012, el mayor estudio de emprendimiento en el mundo, en el que participaron casi 200.000 personas. De todas formas, las mayores diferencias de edad se registraron […]

  • 25 enero, 2013
mundo-gente-thinkstock Foto: El Economista

mundo-gente-thinkstock Foto: El Economista

A pesar de que los resultados varían según los distintos continentes, este rango etáreo constituye una tendencia generalizada entre los empredendedores del mundo. Así lo determinó Global Entrepreneurship Monitor 2012, el mayor estudio de emprendimiento en el mundo, en el que participaron casi 200.000 personas.

De todas formas, las mayores diferencias de edad se registraron entre las regiones de África, el Caribe y América Latina, donde las edades de quienes deciden armar su propio negocio son un poco mayores (un tercio de ellos entre los 45 y 64 años), y los países europeos que no son parte de la Unión Europea, donde la tendencia a emprender se registra mayormente en un etapa más temprana (entre 18 y 34 años, en un 50% de los casos).

Curiosamente, se observó también que el nivel de desarrollo y riqueza de un país no tiene directa relación con la actitud emprendedora. En efecto, las regiones más ricas del mundo; Sur de Asía, Asia Pacífico, Japón, Corea y Singapur, registraron un nivel menor incluso a la media. Los que sí mostrarón resultados más bien altos, por sobre el promedio, fueron los países en desarrollo como China, Pakistán y Tailandia.

Por su parte, la región de África subsahariana lideró el ranking de intenciones, con un 53%, de entre todas las regiones geográficas a nivel mundial.

Para acceder al artículo completo entra a El Economista.