Fuera la corbata y a arremangarse la camisa. Las empresas han tomado conciencia de que ayudar a su entorno trae grandes beneficios. Muchas veces no saben cómo ni a quién. Por eso, Corporación Sociedad Activa las orienta para desarrollar un voluntariado efectivo.

  • 10 julio, 2008

Fuera la corbata y a arremangarse la camisa. Las empresas han tomado conciencia de que ayudar a su entorno trae grandes beneficios. Muchas veces no saben cómo ni a quién. Por eso, Corporación Sociedad Activa las orienta para desarrollar un voluntariado efectivo.

El bichito de la solidaridad se expande cada vez más entre las empresas, pero muchas veces se entrampan en la pregunta ¿por dónde empezar y cómo hacerlo?… Un obstáculo que Corporación Sociedad Activa busca eliminar.

Desde hace cuatro años, un grupo de empresas de categoría mundial con filiales en nuestro país se unió para crear esta organización y apoyar a comunidades que se encuentran en situación de pobreza. Pese a llevar poco tiempo, tienen mucha experiencia sobre sus espaldas al ser filial de United Way International, organización sin fines de lucro, con 160 años de existencia, presencia en 45 países y con cerca de dos millones de voluntarios.

 

 

Marcas de peso mundial pertenecen a este grupo solidario. Pricewaterhouse- Coopers, 3M, Terpel, Procter & Gamble, General Motors, Coca-Cola, IBM y Xerox, Garmendia y Sheraton son algunas de su empresas socias. Actualmente trabajan en la Villa San Gabriel, comunidad ubicada en la comuna de La Pintana, la más pobre de Santiago según la encuesta Casen del año 2000. En ella han establecido talleres de capacitación, una bolsa de trabajo y la posibilidad de hacer prácticas profesionales, la entrega de micro créditos y fondos concursables, acompañamiento y ayuda a jóvenes del sector y la construcción de plazas y multicanchas.

“Se formó un grupo de empresas que querían ayudar, pero no sabían cómo hacerlo. Cuando entregaban dinero no sabían si era suficiente y si éste iba por el camino correcto. Querían apoyar proyectos sociales y no sabían cómo, se les acercaban distintas organizaciones, pero no sabían cuál elegir”, cuenta el director ejecutivo de Corporación Sociedad Activa, David Harper.

El método de trabajo de la organización se focaliza en motivar la participación, así como en canalizar los recursos que las empresas aportan, después de detectar las necesidades que tiene la comunidad, por lo cual el capital humano para llevarlos a cabo es de vital importancia. Para que esto último sea viable, los trabajadores pueden realizar el voluntariado en la Villa San Gabriel en sus horas de trabajo.

Les ha ido tan bien en esta cruzada, que esperan en los próximos meses ampliar su red de ayuda.