Tim Cook fue el invitado de honor en la apertura del año académico de la universidad italiana Bocconi, en Milán. No necesitó más de 20 minutos para que toda la audiencia estuviera pendiente de cada palabra. “La clave es contar con un buen grupo de estudio cuando estás en la universidad”. [tweetable]El CEO de Apple […]

  • 24 noviembre, 2015

The Verge_ Tim Cook

Tim Cook fue el invitado de honor en la apertura del año académico de la universidad italiana Bocconi, en Milán. No necesitó más de 20 minutos para que toda la audiencia estuviera pendiente de cada palabra.

“La clave es contar con un buen grupo de estudio cuando estás en la universidad”. [tweetable]El CEO de Apple resumió así los secretos para ser un buen directivo[/tweetable]. Aseguró que”una buena idea puede cambiar el mundo”, pero esto sería una utopía sin las personas que lo hagan posible. Y ahí, la etapa universitaria es clave.

El ejecutivo utilizó un mensaje muy sencillo, pero cargado de significado, sobre todo, para quienes buscan más que conocimiento teórico en una universidad o escuela de negocios, donde el networking es casi una obsesión.

“Mi grupo de estudio estaba formado por ocho personas, hombres y mujeres, de etnias diferentes y con habilidades distintas”. Primera lección: fomentar la diversidad en la empresa es indispensable para un directivo.

El segundo mensaje de para los estudiantes fue que el trabajo en equipo es vital incluso cuando lo que se pretende lograr sean objetivos individuales.Y aunque han pasado los años, el CEO de Apple reconoció que sigue en contacto con sus compañeros de estudio y siguen apoyándose cuando alguno lo necesita. Un mensaje clave para que los futuros líderes empiecen desde jóvenes a tejer su propia red de alianzas.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.