Vea el video del último Foro Capital del 2008

  • 10 diciembre, 2008

 

Cuando los planes de ayuda fiscal en Estados Unidos navegan por la ruta de los trillones de dólares como si se tratara de bagatelas y los expertos reclaman mayor regulación, cobra relevancia el rol que asumirá el poder estatal en ese nuevo orden financiero que, se espera, sucederá a los años de oro del vilipendiado Wall Street. Reflexiones al respecto son las que Capital ofrece a continuación, como resultado del último Foro Capital 2008, que contó con las participación del ministro de Hacienda, Andrés Velasco, y el ex embajador y ex presidente del Banco Central, Andrés Bianchi. Por Guillermo Turner.

 


Revise el video aquí.

Discutir el rol que debe tener el Estado en un escenario de post crisis y, naturalmente, a partir de las lecciones que –a fuerza de trillones invertidos en planes de rescate– seguimos aprendiendo a nivel mundial, puede resultar una tarea tan amplia como titánica. Lo mismo ocurre si el debate se centra en la responsabilidad del modelo de economía liberal. Por eso que el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, recomienda enmarcar el análisis:

 

 

-“Sugiero centrar la conversación en la situación financiera, porque el tremendo problema que tiene hoy el mundo tiene que ver con ella y su regulación. La pregunta, entonces, tiene que ser cuál es la regulación financiera que permite dos cosas: primero, que no se vuelva a repetir el problema y, segundo, que el sistema financiero del futuro sea una fuente de crecimiento y energía y no de inestabilidad”.

-“Si lo vemos así, creo que las soluciones y los errores a evitar por los chilenos nos resultan bastante familiares, porque una versión de esta película en Chile ya la vimos a fines de los 70 y con la crisis del 88. Y ahí todos los chilenos, independiente del color político, aprendimos un par de cosas. Primero, que el mercado financiero tiene que ver con compromisos que se asumen hoy pero que se cumplen mañana y, por lo tanto, la confianza, la credibilidad y la transparencia son clave. Segundo, que en todos los mercados importa lo sustantivo, pero en el financiero importa aún más y la combinación de garantías publicas con transparencia y preocupación nos da la tranquilidad”.

-“Hacia adelante se necesitan muchas cosas. Un escenario donde las reglas estén muy claras. Los sectores con alguna garantía pública tienen que someterse a ciertas reglas, con transparencia y regulación rigurosa. Los sectores que no tienen garantías públicas o fe pública comprometida con platas del Estado deberían tener otro tipo de regulación”.

Andrés Bianchi, ex embajador en Estados Unidos y ex presidente del Banco Central, también recoge el punto de la ambiguedad del debate y pone paños fríos si se trata de comparar la situación que enfrenta la potencia norteamericana con la de nuestro país:

-“Estas preguntas de carácter tan general son peligrosas. Evidentemente, en Estados Unidos y en los países desarrollados se ha producido una crisis de magnitudes insospechadas. A estas alturas no es novedoso decir que esta es la peor crisis desde la Gran Depresión. Esta crisis se originó en el sector financiero por deficiencias en el sistema de regulación, pero también por decisiones equivocadas de políticas, incentivos mal colocados, etc. ¿Cuál ha sido la reacción de Estados Unidos y los países desarrollados? Una intervención masiva y sorprendente de los gobiernos que han entrado a comprar bancos, a capitalizarlos, forzar las fusiones de algunos, etc.

-“Representa una situación inédita por lo memos en el ultimo medio siglo, pero también algo que a aquellos que son más partidarios de la intervención del Estado en la economía les parece bien que ocurra. Lo que quisiera advertir es que, aunque esté plenamente justificada dada la situación que tenían que enfrentar las autoridades económicas, eso no significa necesariamente que lo mismo deba ocurrir en Chile. En ese sentido, nosotros pasamos por esta experiencia, se aprovechó la oportunidad, se modificó la legislación bancaria, se reforzó la Superintendencia de Bancos y, a raíz de eso, en los últimos 25 años no ha habido ningún banco que haya enfrentado situaciones de insolvencia u otras”.

-“Entonces, hay que aclarar que decisiones que pueden ser racionales y justificadas en un cierto contexto, en un determinado país y en una determinada fase del ciclo económico, pueden no serlo en otro país. Me parece incorrecto que, a raíz de la mayor regulación que habrá en Estados Unidos o del intervencionismo realmente impresionante que ha existido en los últimos meses, se saque la conclusión de que debemos replicar eso en Chile”.

-“Lo otro que es necesario aclarar tiene relación con cierta dimensión temporal de este asunto. Si uno mira con objetividad, lo que ha pasado con Estados Unidos –este activismo fiscal, este intervencionismo en los bancos, compañías de seguros, etc.– ha sido algo prácticamente dictado por las circunstancias y de alguna manera forzado a las autoridades. Esto no es una estatización de la banca o una participación del Estado en la propiedad de la banca determinada por motivos ideológicos. Esto es, en cierta medida, una intervención estatal forzada por las circunstancias, lo que significa que será una intervención acotada en el tiempo. Alguna vez, no sabemos cuándo, volverá la normalidad y, cuando eso ocurra, retornará el sistema anterior con un marco regulatorio muy diferente”.

Pero mientras la cuestión regulatoria puede concentrar el interés de los expertos, en la discusión pública –al menos, esa que se expresa a través de las cartas al director o de los comentarios en los blog– subsiste un debate más conceptual respecto al rol del Estado o el grado de injerencia que debe tener, a partir de esta crisis, en la economía. Andrés Velasco toma, nuevamente, la palabra:

-“En materia de discusión contextual se puede decir, sin ser demasiado presuntuoso, que estamos adelantados, al menos en términos conceptuales. Hay datos que lo indican: los activos tóxicos, tan de moda que en Estados Unidos y Europa (esto de agarrar un conjunto de préstamos, empaquetarlos, cambiarles de nombre, ponerles una cierta garantía y, al final, no distinguir muy bien lo que se tiene, su costo ni riesgo), en Chile no existen porque la ley no los permite”.

-“También hemos tenido una fructífera y, a mi juicio, muy productiva discusión sobre el rol del sector público, y yo creo que en Chile tenemos espacios donde se pueden hacer cosas que a otros países les gustaría hacer pero no pueden. Chile prácticamente no tiene deuda; por lo tanto, tenemos espacio para hacer cosas en el sector público”.

-¿Pero cómo nos afecta en la parte real este actuar de las economías desarrolladas? “Yo contestaría con dos titulares: obviamente, el mundo parte en una situación muchísimo más estrecha que el año anterior, llevando al activismo al sector público. Al mismo tiempo, la buena noticia es que esto no nos pilla por sorpresa. Ahorramos. Por lo tanto, tenemos una situación complicada pero también tenemos instrumentos y herramientas para sortear esta crisis”.

{mospagebreak}

– “El mayor Estado financiero del mundo cometió errores de regulación y de incentivos mal alineados que llevaron a una toma de riesgos, a una falta de transparencia inaceptable y esto tuvo, como consecuencia, lo que vivimos ahora”.

A su vez, Andrés Bianchi plantea la necesidad de generar un debate con altura de miras:

-“Cuando se presenta este tipo de crisis, naturalmente cada cual trata de llevar agua a su molino. Pero lo que me parece que sería importante es que la discusión sea en torno a las insuficiencias que pueda tener lo que estamos haciendo hoy acá y no argumentar que tenemos que cambiar cosas porque se cometieron errores de política económica en Estados Unidos”.

¿Tiene culpa el neoliberalismo?

Responde el ministro de Hacienda:

-“Antes de responder preguntas me gusta definir de qué estamos hablando, porque sospecho que si se pregunta a las personas qué es el neoliberalismo pueden surgir respuestas muy distintas. En este caso, asumamos neoliberalismo con la idea de que toda regulación es mala, que el mercado debe hacer lo que le de la gana y que el Estado no debe intervenir. Me sumo a la idea de que es una ideología pobre y errada, porque un Estado moderno –especialmente en materia financiera– que no tiene instituciones, reglas, normas y un grado de reputación, no funciona. Por lo tanto, si esa es la pregunta, ahí está mi respuesta”.

-“En Chile tenemos la experiencia de un Estado activo más gente que emprende, que toma riesgos acotados, todo enmarcado en instituciones sólidas en el marco de reglas claras, y es indudable que eso produce el crecimiento económico. Por lo tanto definamos las cosas”.

Y si el Estado debe tener un rol, la cuestión podría recaer en su tamaño, “o en sus acciones”, como puntualiza Andrés Bianchi:

-“El tema no es que haya menor o mayor presencia del Estado. El tema es si hay mejor o peor acción del Estado. En ese sentido, me parece importante distinguir, porque normalmente, cuando se pretende medir el rol del Estado en la economía o su participación, la primera respuesta y la más sencilla es tomar en cuenta la proporción que hay entre el gasto público y el producto interno bruto. Pero esa es sólo un primera aproximación, ya que cuando uno quiere plantear la necesidad de un mejor Estado no basta saber cuánto se gasta sino en qué se gasta”.

-“Tampoco importa sólo cuánto se gasta y en qué se gasta, sino también cómo se gasta, y esto es realmente importante. Uno puede destinar X cantidad de dinero a un fin loable pero puede ser que esos recursos sean mal gastados porque el régimen de incentivos no es el adecuado dentro del sector público o el gasto no está debidamente focalizado. Si uno piensa cuál ha sido una de las razones por las cuales se ha reducido con éxito la pobreza en Chile durante los últimos 25 años, es porque se logró focalizar el gasto social en sectores que eran muy pobres”.

-“Esto tiene que ver con otro tema que me parece crucial: la eficacia con que se gasta no solamente depende de la focalización, sino también de la calidad de las instituciones, y eso ya es mucho mas difícil de medir, porque creo que uno puede tener dos Estados en la proporción de gasto público y producto exactamente iguales, pero en uno las instituciones funcionan y en el otro no. Ahí el efecto que tiene el mismo gasto público sobre el desarrollo económico, la distribución del ingreso o cualquier objetivo económico loable puede ser muy distinto”.

-“El gran debate no es más o menos Estado, sino concentrarnos en ver cómo se puede hacer que un determinado gasto tenga el mayor efecto económico y social posible. Eso pasa por discusiones menos grandiosas, pero que tienen una incidencia muy importante en el bienestar de la gente”.

Juicios que comparte Velasco:

-“Precisamente, una de las cosas que observamos en esta crisis fue la existencia de mercados como el de los derivados que hayan crecido tanto y con reglas tan poco claras. ¿Qué lección sacó yo de eso? Que en realidad la pregunta de si hay más o menos Estado en el sector financiero es muy engañosa, porque no hay mercado financiero moderno sin una serie de reglas fijadas antes. Hay países donde no existe superintendencia de valores o de bancos, no hay banco central autónomo y, como consecuencia, no hay mercado financiero. Por lo tanto, no estamos hablando aquí de más o menos Estado, sino de si lo hace bien o lo hace mal”.

¿Más regulaciones?

Comentado es el hecho de que Estados Unidos y otras economías desarrolladas deberán evaluar con mucho cuidado la regulación de sus mercados financieros. Se esperan, como consecuencia, organismos más fuertes, directrices que pongan los incentivos en los lugares adecuados, mayor supervisión central, etc.

¿Qué ocurre, mientras tanto, con las regulaciones del sistema financiero local? La palabra la tiene Andrés Velasco:

-“Tenemos parte de la tarea hecha en materia de reglas prudenciales, con un mercado financiero estable y líquido. Obviamente nos queda todavía tarea por hacer en materia de desarrollo de mercados. Hay mercados en Estados Unidos que se desarrollaron y que después colapsaron, los cuales no nos interesan. Pero hay otros mercados que en Chile son incipientes. Por ejemplo, respecto a los mecanismos de financiamiento para las pequeñas y medianas empresas –no estoy hablando de política asistencial, sino de mercado– uno podría imaginarse un escenario en que se diversifiquen los riesgos y, por lo tanto, haya más disponibilidad para prestar a los empresarios pequeños. Hay también potencial de desarrollo en el mercado de renta fija”.

{mospagebreak}

-“Pasadas las actuales turbulencias, Chile tiene el potencial para ser un centro de servicios financieros. Chile no es un importador neto de capital, más bien es un exportador neto de capital. Chile es un país donde las reglas son claras, hay estructuras legales positivas y la experiencia que tenemos en el desarrollo de los productos financieros es mayor que en otros países. Por lo tanto, hay potencia para que crezcamos”.

-“Una de las muchas instituciones que hay que consolidar es la del gobierno corporativo, porque en los mercado mordernos y en los países desarrollados buena parte de las empresas grandes tienen propiedades diseminadas y, por lo tanto, el dueño, la persona que tiene acciones, no es el controlador, sino seguramente el administrador. La pregunta es cómo se compatibilizan los incentivos de la persona que es dueña, con los incentivos de quienes administran”.

-“Aprovecho de pasar el aviso que este gobierno mando a la Cámara de Diputados un proyecto de ley para fortalecer el gobierno corporativo de las empresas chilenas que se transan en bolsa, y me atrevería a decir que –matices más, matices menos– hay consensos bastante avanzados. Hay cambios que se han hecho en mercados más avanzados que buscan alinear los incentivos, que el núcleo que controla la empresa tenga la obligación de respetar los incentivos de los minoritarios. Sin eso no hay mercado financiero que funcione”.

 

 

¿Responsabilizar a la codicia?

Jorge Errázuriz, socio de Celfin Capital, encendió la discusión cuando, en una entrevista de prensa, expuso una visión constructiva de la codicia, el mismo término que la presidenta Michelle Bachelet había utilizado en plena cumbre de Naciones Unidas para criticar a los responsables de la crisis subprime. Ahora, Errázuriz retoma el punto:

-“El ex ministro Büchi, en una reciente entrevista, dice que la codicia es parte de la naturaleza del ser humano y que se debe considerar la parte positiva de la codicia en el sentido de que agrega valor. En Chile damos un valor extraordinario a la discusión sobre las diferencias de ingreso o las donaciones, pero eso que culturalmente se ve como algo muy bueno no tiene la contraparte de alabar a la gente que es capaz de crear puestos de trabajo. Yo le haría una estatua a quienes son capaces de crear empleo, al emprendimiento. Y para emprender hay que tener ganas de emprender, ganas de crear riqueza. Lo que necesita ahora es que despierten esas ganas y esa codicia desde el punto de vista positivo de creación de valor para que la gente vuelva a crear empresa”.

Una visión sobre la cual Juan Izquierdo, socio y fundador de la firma de headhuntig Hemisferio Izquierdo, hace algunas observaciones:

-“Comparto con Jorge Errázuriz que es necesario emprender, pero por mucho que estemos hablando de instituciones también estamos hablando de personas. A mi me da pena que sobre todo gente del sector financiero hable de la codicia para poder generar valor. Y creo que es muy importante emprender, pero creo que las cosas hay que hacerlas con valores”.

Jorge Errázuriz replica:

-“Lo que dije critico es eso de dar mala fama a la codicia y, en el fondo, a la creación de valor y la creación de riqueza… porque el ser humano no solo es una cosa. Los mejores ejemplos son Bill Gates y Warren Buffet, que juntaron las fortunas más grandes del mundo y después las donaron. Eso me gustaría ver a mi: muchos Buffet y Gates haciendo grandes donaciones, y todos esos adjetivos de que quien crea riqueza va a querer quebrar las reglas o desfavorecer al del lado, son puros agregados. Este país necesita muchos jóvenes emprendedores con ansias de crear riquezas, que le den una buena calidad de vida a sus familias y que después, si logran juntar una gran fortuna, hagan una gran donación”.

Y Andrés Velasco puntualiza:

-“Estoy en desacuerdo con Jorge y voy a defender a mi presidenta respecto a la crítica a la codicia, porque una cosas es levantar los incentivos para la innovación y el emprendimiento, pero quiero insistir en el problema del episodio reciente con personas que perjudicaron al resto y le pasaron el riesgo al vecino cuando querían emprender”.

“Keynes decía que la inversión la alimentan los espíritus animales, y a mi me parece muy bien que estos espíritus sean pujantes, y que la gente se levante en la mañana diciendo: voy a emprender. Pero lo que hemos visto en el mundo desarrollado en los últimos tres meses o cuatro años y medio es mucho más complejo. Porque nadie decía: cara, yo gano; sello, pierdo. Decían: cara, yo ganó; sello, pierde el Estado. Eso significa que los incentivos no estaban bien alineados”. Por cierto que los montos –y también los mecanismos- son distintos, pero no faltan los que han visto en el plan del gobierno para apoyar al sector salmonero una señal confusa cuando se trata de que cada rubro se responsabilice de sus errores y no se transforme en una carga para los contribuyentes. Pero el mismo Andrés Velasco detalla las diferencias:

-“El gran problema que esa industria tiene hoy se llama virus ISA y ese también es un problema que viene desde afuera. Lo que el Estado está haciendo es ayudar a reducir el riesgo de ciertas inversiones, que son las que corregirán el impacto que tendrá el ISA. Se trata de ayudar a bajar el riesgo de ciertas inversiones para la reestructuración de un sector que ha sido pujante en el pasado y seguramente lo será en el futuro. Esas son, precisamente, el tipo de acciones que se requieren hoy de un Estado activo”.

-“Si uno mira las noticias de los últimos meses en Estados Unidos, en Gran Bretaña, en todo el mundo, lo que se puede ver es que frente a las situaciones excepcionales, los países que han avanzado toman medidas excepcionales”.

 

{mospagebreak}

 

 

Para ver los Foros anteriores ingresa aquí


 

 

Parte 1

 

 

 

Parte 2

 

 

 

Parte 3

 

 

 

Parte 4

 

 

 

Parte 5

 

 

 

Parte 6

 

 

 

Parte 7