No es secreto que el gobierno de Trump ha ido tras la agenda de inmigración, aumentando arrestos de extranjeros no autorizados y prohibiendo la entrada a EEUU a personas de varios países, la mayoría musulmana, y trabajando en el muro fronterizo. Sin embargo, en silencio y con mucha menos resistencia, ha lentificado muchas formas de […]

  • 26 diciembre, 2017

No es secreto que el gobierno de Trump ha ido tras la agenda de inmigración, aumentando arrestos de extranjeros no autorizados y prohibiendo la entrada a EEUU a personas de varios países, la mayoría musulmana, y trabajando en el muro fronterizo.

Sin embargo, en silencio y con mucha menos resistencia, ha lentificado muchas formas de inmigración legal. Los funcionarios de Inmigración y del Departamento de Estado están analizando más de cerca las visas y han comenzado a negarlas con más frecuencia a las personas que quieren visitar Estados Unidos con motivos de negocios, así como a quienes han sido reclutados por empresas estadounidenses, de acuerdo con abogados que representan a estas personas.

Los extranjeros que ya están en Estados Unidos y cuyos empleadores desean extender su estancia también están enfrentando nuevos obstáculos.

“A esto le llamo el muro verdadero”, dijo Anastasia Tonello, la presidente electa de la American Immigration Lawyers Association. “El muro se está construyendo”.

Lee el reportaje completo de The New York Times haciendo CLICK AQUÍ.