Por fin, después de mucho buscar e insistir, ya tiene su entrevista de trabajo. ¡Felicidades! Claramente usted merecía esta oportunidad basado en su curriculum y carta de presentación. Por eso, no debe arriesgarse a perder esta oportunidad hablando sobre [tweetable]cinco temas que nunca se debe discutir durante una entrevista de trabajo[/tweetable]. 1. Hablar mal de […]

  • 13 octubre, 2015

entrevista-de-trabajo

Por fin, después de mucho buscar e insistir, ya tiene su entrevista de trabajo. ¡Felicidades! Claramente usted merecía esta oportunidad basado en su curriculum y carta de presentación. Por eso, no debe arriesgarse a perder esta oportunidad hablando sobre [tweetable]cinco temas que nunca se debe discutir durante una entrevista de trabajo[/tweetable].

1. Hablar mal de su antiguo empleador

Cuando su entrevistador pregunta qué hace especial a la compañía, es muy tentador tomar esto como un pase para hablar mal de su antiguo empleador. Pero definitivamente debe evitar decir las fallas o errores de su jefe anterior o de su antigua empresa, ya que eso deja la impresión de que usted es un empleado negativo y mezquino. Limítese a hablar sobre lo que aprendió en su antigua empresa y cómo perfeccionó sus habilidades. Nada más.

2. Dar detalles muy personales

Si su entrevistador le hace preguntas como: “¿Tiene otros compromisos o acontecimientos de la vida que pueden interponerse en el camino de su trabajo?”, no es el momento de empezar a enumerar todos sus planes muy personales. Su estado en el romance no debe ser conocido, dar demasiada información de antecedentes en su familia también es malo. Básicamente, los datos personales no solo hacen que el entrevistador se sienta incómodo, si no que toman el foco fuera de su competencia en el lugar de trabajo.

3. Beneficios y pago

No se meta con el proceso. Preguntar acerca de los detalles más finos de pago y beneficios durante la entrevista no solo le restará puntos, sino que además es probable que no consiga una respuesta hasta después de que le han ofrecido el trabajo. No se arriesgue a ser mirado como impaciente y codicioso. Su pregunta debe esperar hasta que le hayan dado el pase para decir cuánto espera recibir.

4. Hablar de sus otras entrevistas de trabajo

Es sólo martes y tienes seis entrevistas más esta semana, pero eso no es asunto de su entrevistador actual. No deje ellos piensen que son solo otra entrevista. Manténgase seguro, positivo, y genuinamente interesado en la posición a la que está postulando en cada entrevista.

5. Religión y la política

Sí, la mismo que le enseñó su madre para comportarse en la mesa es especialmente importante en su carrera. A menos que usted esté siendo entrevistado para una ONG o un grupo de reflexión política, la política y la religión no son temas de discusión en una entrevista de trabajo. Cómo vota o reza no determinan si usted será un ben empleado, no les de la oportunidad de juzgarlo por sus creencias.

Revise el artículo completo en Business Insider.