Las charlas TED pueden tratar de diversos temas, desde la educación, tecnología, ciencias, diseño entre muchas otras cosas. Científicos, actores, políticos y un sinfín de personas han dado estas charlas con el objetivo de inspirar a su público a ser mejor y alcanzar sus objetivos. Siempre es bueno tomarse unos minutos para oír alguna de […]

  • 27 diciembre, 2017

Foto Business Insider_TED

Las charlas TED pueden tratar de diversos temas, desde la educación, tecnología, ciencias, diseño entre muchas otras cosas. Científicos, actores, políticos y un sinfín de personas han dado estas charlas con el objetivo de inspirar a su público a ser mejor y alcanzar sus objetivos.

Siempre es bueno tomarse unos minutos para oír alguna de estas conferencias, que te pueden ayudar tanto a tu negocio como a tu vida.

  • Soluciones creativas de problemas frente a los límites extremos

Navi Radjou habla sobre cómo aplicar el pensamiento minimalista a la resolución de problemas y cómo esto se relaciona con la innovación, el descubrimiento científico y hasta la construcción social, mostrando las ventajas de la limitación extrema para encarar una situación compleja.

  • Cómo esparcir las grandes ideas

Seth Godin demuestra que las ideas fuera-de-la-caja suelen ser mucho más exitosas que las convencionales. Todo emprendedor empezó teniendo una idea, por lo que Godin puede inspirarte para llevarla a cabo, sin importar que tan pequeña o grande sea.

  • Cómo los grandes líderes inspiran a la acción

Simon Sinek explora la idea del liderazgo y porqué algunas personas son mejores para inspirar a otras. Utilizando ejemplos como la Lucha por los Derechos Civiles de Martin Luther King Jr. y la fuerza transformadora de Apple en los negocios, Sinek examina ciertos patrones de los líderes exitosos.

  • El acto creativo de escuchar hablar a una rana

La rana René, el batracio más famoso del mundo, “habló” del miedo que nos puede llegar a causar pensar diferente, asegurando que la mejor forma de dejar huella en este mundo es atreverse a dejar volar la imaginación para hacer del mundo un lugar mejor. Remarcó que la imaginación es la economía del mundo.

  • Mi simple invento para mantener con vida a mi abuelo

Cuando Keneth Shinozuka tenía cuatro años, su abuelo se perdió mientras paseaban por un parque en Japón. Fue uno de los momentos más aterradores de su vida y la pista para descubrir que su ser querido sufría Alzheimer.

Así desarrolló un par de calcetines inteligentes que, gracias a un sensor, emiten una señal hasta un smartphone, la cual indica que la persona que los porta se levantó de la cama. Con esto, ha mejorado notablemente la vida de su familia.