El día de hoy, a las 10 de la mañana en Chile, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de[tweetable] La Haya emitirá el fallo sobre la objeción preliminar de Chile[/tweetable] a la competencia de esa instancia. Esa decisión tendrá un carácter definitivo e inapelable, según lo establece su reglamento. Esto quiere decir que se dará […]

  • 24 septiembre, 2015

la-haya-palacio-paz

El día de hoy, a las 10 de la mañana en Chile, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de[tweetable] La Haya emitirá el fallo sobre la objeción preliminar de Chile[/tweetable] a la competencia de esa instancia. Esa decisión tendrá un carácter definitivo e inapelable, según lo establece su reglamento.

Esto quiere decir que se dará a conocer, por boca del presidente de la CIJ, Ronny Abraham, si la Corte es o no competente para pronunciarse sobre la demanda Boliviana, o bien, si es que posterga su decisión.

Las opciones del fallo de la Corte incluyen cuatro escenarios:

  • Que La Haya determine que es incompetente para resolver el fondo de la demanda. Si esto sucede, Bolivia no podrá presentar una demanda fundada en los mismos hechos ante la Corte.
  • Que se rechace el recurso, aceptando los argumentos de Bolivia, reanudando el litigio iniciado en 2013.
  • Que La Haya estime que su competencia está íntimamente relacionada con el fondo, por lo que podría postergar su definición, aunque finalmente debería determinar de igual manera si es competente o no.
  • Que se declare competente para abordar solo una parte de la demanda. Esto ocurrió en el caso de Nicaragua y Colombia, donde la Corte acogió parcialmente la petición de este último. Se declaró incompetente para abordar la soberanía terrestre, pero sí lo hizo frente a la soberanía marítima.

Si La Haya se declara competente, se reanudaría la demanda, pero Chile no perdería territorio, ya que el fallo es solamente sobre la competencia de la corte y no sobre la demanda misma planteada por Bolivia.

Según dijo el canciller Heraldo Muñoz, en este fallo “no está en juego la integridad territorial de nuestro país. Y como ya he dicho antes, tarde o temprano Bolivia tendrá que entender que no puede obligar a Chile a concederle territorio”.

Mientras tanto, en Bolivia, el presidente Evo morales ha convertido su reclamación en toda una cuestión de Estado, haciendo colgar de todo edificio público una bandera azul, símbolo de la reivindicación marítima del país. Además, el presidente boliviano convocó a todo su gobierno en el “Palacio Quemado” para escuchar en directo la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.