Tras los reconocimientos que se hicieron el pasado lunes ante la comisión investigadora del caso Caval, de la Cámara de Diputados, la instancia acordó por unanimidad prorrogar una vez más el trabajo que se encuentra realizando. Pero el asunto fue sólo el punto de partida para una polémica situación que enfrentó a parlamentarios de la […]

  • 30 septiembre, 2015

andrade

Tras los reconocimientos que se hicieron el pasado lunes ante la comisión investigadora del caso Caval, de la Cámara de Diputados, la instancia acordó por unanimidad prorrogar una vez más el trabajo que se encuentra realizando. Pero el asunto fue sólo el punto de partida para una polémica situación que enfrentó a parlamentarios de la Nueva Mayoría (NM).

Ayer en la Sala, la propuesta se cayó porque los diputados del Partido Socialista (PS), Osvaldo Andrade, y del Partido por la Democracia (PPD), Enrique Jaramillo, se negaron a dar dicha unanimidad. Ante esto, su par de la Democracia Cristiana (DC) y presidente de la instancia legislativa, Gabriel Silber, acusó interés por bloquear el proceso investigativo, en referencia a la revelación de Cristián Riquelme -administrador de La Moneda-, quien admitió haber recibido al operador y gestor inmobiliario Juan Díaz (UDI) en el palacio de gobierno.

Se trata de la revelación que más polémica causó y a la que la oposición le dio particular relevancia debido a que en privado varios representantes confiesan que en el sector existe la convicción de que el hilo llega hasta la presidenta de la República, Michelle Bachelet.

En contraste con lo anterior, con menos entusiasmo recibieron los dichos de la subsecretaria de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud, Angélica Verdugo, quien admitió que existen sospechas de cohecho en el marco de licitaciones del organismo, las mismas que afectarían a funcionarios del gobierno anterior.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.