Revisa la tercera parte de este Especial aquí.     Santiago se viste de gala Salón de París Glamour a orillas del Sena Tendencias Las berlinas de lujo contratacan Al volante: Dodge Journey Funcionalidad plena Al volante: Jaguar XF Un felino de estirpe Al volante: Mercedes-Benz SL63 AMG A cielo descubierto Al volante: Volkswagen […]

  • 15 septiembre, 2008

 

Revisa la tercera parte de este Especial aquí.

 

 

Santiago se viste de gala

Salón de París

Glamour a orillas del Sena

Tendencias

Las berlinas de lujo contratacan

Al volante: Dodge Journey

Funcionalidad plena

Al volante: Jaguar XF

Al volante: Mercedes-Benz SL63 AMG

A cielo descubierto

Al volante: Volkswagen Tiguan

Veloz y adaptable

{mospagebreak}

Inicio

Tendencias

Santiago se viste de gala

 

Entre el 23 de octubre y el 2 de noviembre se realizará el 10º Salón del Automóvil de Santiago, muestra que tendrá más de 50 marcas expositoras, de las cuales 10 serán debutantes en la arena nacional. Por Leonardo Pacheco.

Han pasado más de 13 años desde que se hiciera el primer Salón del Automóvil de Santiago. Era el año 1993 y la Asociación Nacional Automotriz de Chile A.G. (Anac) debutaba en sociedad organizando la primera muestra masiva destinada sólo a los
automóviles.

El Parque Araucano fue el escenario donde las marcas dieron a conocer sus principales modelos, muchos de ellos ya existentes en el mercado nacional, con realmente pocas novedades. Pero eso no era lo importante. El hito fue que por primera vez el consumidor chileno tenía ante sus ojos una muestra completa con todas las firmas presentes en Chile.

Pero esos tiempos quedaron en el recuerdo. La décima versión pretende ser una de las mayores muestras de Sudamérica y
espera posicionar a Chile como uno de los mercados más completos y competitivos del mundo.

En 2008, la Anac ofrecerá al público que asista a Espacio Riesco un escenario de nivel mundial, con una superficie que duplicará a la de la versión anterior: serán 29 mil metros cuadrados, techados y climatizados, para albergar a más de 50 marcas expositoras, además de los 48 mil metros cuadrados destinados a expositores invitados, salones de seminarios y otras actividades, lo que significa una cantidad total de 77 mil metros cuadrados.

“Este año, por primera vez, todas las marcas contarán con techo sólido y climatizado para exhibir sus modelos”, indica Nicholas Parkes, presidente del comité organizador. Para lograrlo, la producción del evento está usando un pabellón alemán que ha significado un costo de más de 4 millones de dólares, informan los productores.

 

 

Volvo XC60 Toyota iQ
Porsche 911 Carrera Skida Roomster

 

 


Más de cincuenta

Pero la muestra no sólo destacará por su nivel de infraestructura, sino también por la gran diversidad de marcas con la que contará, pues el 10º Salón de Santiago ya tiene confirmada la presencia de 53 de ellas. Destacan el regreso de la italiana Ferrari, que estuvo ausente en la edición de 2006; la checa Sköda y SEAT. Ambas, representadas en Chile por el Grupo Maco, también importadora de Audi y Volkswagen. La española hará su re-debut en el escenario nacional, luego de varios años de ausencia y se espera que su comercialización empiece el primer trimestre de 2009.

Pero, sin lugar a dudas, una de las principales novedades del próximo Salón del Automóvil será la presencia masiva de marcas chinas, algunas ya presentes en el mercado nacional y otras, completamente nuevas para el público chileno.

Newco Motors Chile S.A. trae a Chery, y South Pacific Motor Chile S.A. hará lo propio con MG; ambas, con el respaldo del grupo SK Bergé. Por su parte, Fortaleza S.A. presentará SMA, Brilliance y Jinbei, todas ligadas al grupo Gildemeister. Mientras Automotriz Autocar S.A. introducirá BYD y ZX con el respaldo del grupo Indumotora, Derco exhibirá sus marcas Changan, Jac, Geely y Great Wall Motors, y finalmente Chinacar S.A. trae a Hafei Motors, Dongfeng y Changfeng, ligadas al holding de Nissan Cidef en Chile. “Me parece una extraordinaria señal que tantas marcas se hagan presentes en el Salón, ya que demuestra lo competitivo del mercado automotor nacional”, explica Iván Silva, vicepresidente ejecutivo del organismo gremial.

 

Peugeot 308 SW Renault Koleos
Alfa Romeo MiTO Audi Q5

 

 

Para todos los gustos

 

A pesar de la gran cantidad de marcas nuevas que estarán presentes en esta edición del Salón de Santiago, también habrá espacio para los lanzamientos de las firmas ya asentadas en el mercado.

Entre los SUV y crossover destacan principalmente el Q5 de Audi, basado en la plataforma del A4 y con dimensiones similares al Mitsubishi Outlander K2 o del Nissan X-Trail (4,63 metros de longitud, 1,88 metros de anchura y 1,65 metros de altura). Con capacidad para cinco pasajeros, es el hermano menor del Q7, de gran éxito en Chile y que se estrenó aquí durante la muestra capitalina de 2006.

De las mismas características es el Mercedes Benz GLK. La marca de Stuttgart, que hizo debutar a nivel mundial el modelo de producción en el pasado Salón de Beijing, busca ser una alternativa al BMW X3 o al recién lanzado Volkswagen Tiguan.

En tanto, Kia pretende ampliar su gama de todoterrenos en Chile lanzado el Mohave, también conocido como Borrego en el mercado norteamericano, mientras que Renault buscará un espacio en este segmento con el Koleos y lo propio hará Nissan, con el esperado Qashqai.

Entre los familiares ya están confirmados el Peugeot 308 station wagon, el Skoda Roomster y el Volvo XC60, algo más que un todoterreno.

Entre los sedanes, segmento muy apetecido por el público chileno, destacará el lanzamiento oficial del Ssang- Yong Chairman, el primer vehículo de pasajeros de la firma coreana en el país, mientras que Subaru estrenará la carrocería de tres cuerpos del Impreza y Citroën mostrará el renovado C5. De la mano de MG, la marca inglesa, hoy en manos de chinos, hará debutar sus MG5 y MG7, mientras que Hyundai dará la pelea en el segmento de los sedanes premium con el Genesis.

Otros que no dejarán indiferentes serán los compactos IQ de Toyota y el Great Wall Peri. Chrysler 300C

Entre las vedette de la muestra capitalina, aparecerán el Fiat 500, éxito total de ventas en Europa; la nueva gama del Porsche
911 y el Cayenne Turbo S, el más potente de la familia Cayenne, y posiblemente Ferrari deslumbre con el California o con el 430 Scuderia y Alfa Romeo haga lo propio con su nuevo compacto MiTo.

 

{mospagebreak}

 

Inicio

Salón de París

Glamour a orillas del Sena

 

 

Con 110 años de historia, la muestra parisina sigue siendo una de las más importantes del mundo y abrirá sus puertas al público este 4 de octubre. Si bien la temática de este año seguirá ligada a las nuevas tecnologías, las nuevas líneas en los modelos de producción serán el gran atractivo.

A pesar de las dos guerras mundiales, el Salón de París, también conocido como el Mundial del Automóvil, ha sabido sobrevivir y ha alcanzado su plenitud. Y es que sin importar los momentos más turbulentos de la historia, la capital francesa continuó defendiendo e impulsando el sector automotor, no sólo el local, sino también el mundial. Y ha sido precisamente esta mentalidad innovadora la que ha conducido al Salón del Automóvil de París a ser uno de los más grandes del planeta,
sólo comparable con las muestras de Frankfurt y Ginebra.

Este año, tal como sucede desde 1962, el Salón se desarrollará en la feria de París, a unos pasos de la Puerta de Versalles, con una extensión superior a los 100 mil metros cuadrados, que albergarán a los fabricantes de automóviles de Europa y del resto de mundo, los que esperan sorprender a más de un millón de visitantes con nuevos modelos, relanzamientos, prototipos e incluso con series limitadas. Pero no estarán solos, pues también habrá espacio para ver a los carroceros, a los fabricantes de pequeños automóviles, marcas de motocicletas y fabricantes de accesorios y componentes de automóviles. Una verdadera fiesta, que ningún profesional de la industria o aficionado pueden perderse.

En busca de protagonismo Como suele ser habitual, las marcas francesas como Renault, Peugeot o Citroën serán algunas de las que más apuesten.

Renault llevará su nuevo Mégane 2008, en versiones Coupé y berlina, aunque podría sorprendernos con un concept del futuro Mégane 2008 CC. El modelo, que ahora presenta una estética mucho menos radical que la presentada en 2002 con la segunda generación, posiblemente esté en Chile en los próximos meses.

Por su parte, Peugeot presentará como plato fuerte su modelo RC, un conceptual de sedán deportivo de cuatro puertas muy agresivo en su diseño, equipado con propulsor híbrido de 313 caballos. Se espera también el Peugeot RC-Z, un pequeño coupé al estilo del Audi TT.

En tanto, Citroën tiene pensado mostrar su nuevo C3 Picasso, su primer familiar que se ubica por debajo del apetecido C4 Picasso y que se rumorea podría ser fabricado en Brasil. Sea de donde sea, podría ser un modelo muy interesante para el mercado nacional, y por eso está siendo analizado para que cuando salga a producción, Chile pueda contar con él. Otro modelo que robará miradas en el stand de la marca del chevrón será el Hypnos, un crossover conceptual, que aúna características de coupé, SUV y sedán.

 

 

Mitsubishi Lancer Sportback Suzuki Alto
Mazda Kazamai Kia Soul

 

 

Germanos al ataque

 

Se podría decir que las firmas alemanas cuentan con su propio salón una vez cada dos años, pero ellas no están dispuestas a dar ventaja. Tampoco están dispuestas a esperar tanto tiempo ni a dejar pasar la vitrina que significa estrenar en el Salón de París.

BMW presentará un concept car que inspirará al X1, el futuro todoterreno de entrada de la firma bávara. Además, BMW tiene pensado mostrar dos modelos que podrían llegar en los próximos meses a la arena local: el rediseñado Serie 7 y el Serie 3, mientras que Audi apostará por la deportividad del RS6, una berlina de grandes prestaciones.

Pero sin duda el más esperado de las alemanas vendrá de la mano de Volkswagen, con el nuevo Golf VI, que lo más probable es que no esté disponible para el mercado nacional. Pero a pesar de la expectación que genera el modelo más vendido de la firma alemana, su gran problema podría ser que más que una nueva generación, parece un restyling del diseño exterior. Habrá
que esperar para criticar.

De Mercedes-Benz se espera poco. La casa de Stuttgart presentará la versión Shooting-break de su CLK, un compacto coupé deportivo. En todo caso, se trataría de un modelo de preproducción.

Pasando a los orientales, Mazda presentará dos conceptuales: el Kiyora y el Kazamai, ambos basados en la filosofía Nagare. En todo caso, también se hará oficial en restyling del MX-5, su Roadster éxito de ventas y que podría llegar al país recién a fines de 2009.

Toyota es otra de las marcas que traerá novedades importantes al salón del automóvil de París 2008. Entre sus modelos destacan el nuevo Toyota Avensis 2009, con un diseño muy renovado y más deportivo, y el pequeño Toyota iQ, un utilitario de 3 plazas, que plantará cara al pequeño Smart ofreciendo una plaza extra, en un tamaño similar. Al menos, el iQ está confirmado para el Salón de Santiago, lo que sería un gran golpe de la casa japonesa.

En tanto, Mitsubishi presentará su Lancer SportBack, una nueva variante para su sedán de corte deportivo. Suzuki, otra firma del sol naciente, presentará el nuevo Alto, Honda hará lo propio con el Fit o Jazz.

Pasando a las coreanas, Kia mostrará el Soul, un coche del que se ha hablado mucho en los últimos tiempos, y que espera sorprender. Se trata de un crossover urbano que, en un tamaño reducido, permitiría una conducción elevada.

Hyundai pretende sorprender a todos con su variante híbrida del Santa Fe, mientras que del otro lado del mundo, pero con la mente puesta en Europa, Chevrolet presentara el Cruze, el sedán que reemplazará al Optra. Si se cambia el origen de abastecimiento, Chile podría pensar en contar con el nuevo sedán de la firma del corbatín dorado.

 

Honda Fit (Jazz) Chevrolet Cruze
Toyota Avensis Mercedez-Benz GLK

 

 

{mospagebreak}

 

Inicio

Tendencias

Las berlinas de lujo contratacan

 

Según la clasificación internacional, una berlina es un sedán de gran tamaño, muy bien equipado, con tintes deportivos y un desarrollado sentido de la elegancia. Por lo mismo, este formato es el favorito de los compradores más exigentes. Por Leonardo Pacheco.

Aunque resulte paradójico, el segmentop de las grandes berlinas es pequeño, tanto en nuestro país como en casi toda la región. A excepción de Estados Unidos, los sedanes de gran envergadura no suman altas cifras de ventas, debido a ciertos factores que los mantienen alejados de la generalidad; sus precios son elevados, y eso los libra de la masificación.

En Europa son grito y plata, ya que gozan de una alta aceptación por parte del público y, además, por el hecho de que prácticamente no hay marca que no los ofrezca dentro de su gama. Es más, hay fabricantes que prefieren vender pocas berlinas, en lugar de muchos compactos; y es que el margen de utilidad siempre será mayor, por lo que bien vale la pena concentrarse en ese tipo de automóvil.

Ahora bien, la berlina también tiene sus detractores. Por una parte están los ecologistas, que las ven como una importante fuente de contaminación, por culpa de sus grandes motores, y también como un generador de problemas de tránsito, a causa de su considerable tamaño.

Los expertos en seguridad argumentan que una berlina soporta muy bien una colisión, pero que el daño causado a peatones o vehículos más pequeños es antecedente suficiente como para restringirlas en algunos mercados.

Pero el gran problema de la berlina no vendría por causas ambientales o de seguridad, sino que desde las fuentes generadoras de petróleo. En efecto, este coche requiere de un gran motor para mover su enorme peso, y eso trae consigo que el gasto de gasolina no sea precisamente bajo.

Una berlina promedio, es decir de cerca de cinco metros de longitud, que pesa más de 2 toneladas y que dispone de una planta motriz V6 de 3,0 litros, puede engullirse sin problema 1 litro de gasolina para recorrer apenas 6 kilómetros.

Al final las berlinas comenzaron a decaer, no tanto por culpa de sus detractores, sino simplemente por el elevado costo alcanzado por el combustible y por ciertas restricciones de espacio en las construcciones actuales: los estacionamientos de centros comerciales y edificios residenciales ya no son tan amplios como antes.

Otro factor que mermó el buen desempeño comercial de las berlinas fue el surgimiento de los grandes SUV. El público comenzó a preferirlos, ya que ofrecían una mayor altura, una movilidad superior por efecto de la tracción integral y también porque, seamos sinceros, los SUV eran el último grito de la moda.

 

 

Volvo S80 Honda Accord
Volkswagen Passat

 


Tiempos de oscuridad

 

Las marcas europeas fueron las que acusaron con mayor fuerza el golpe ocasionado por la caída de las berlinas. Incluso marcas como Peugeot y Alfa Romeo, que invirtieron mucho dinero en desarrollarlas, se vieron de pronto sin más opción que vender sus berlinas a la mitad del precio normal. Las pérdidas fueron enormes.

En Norteamérica la situación no fue tan grave, pero igual la nube gris se encargó de golpear a una parte de los grupos de Detroit. Por ejemplo, la división Oldsmobile, miembro de General Motors, cayó en una profunda depresión en sus ventas, hasta verse obligada a cerrar sus puertas. Cadillac, otra marca del mismo consorcio, tuvo que reenfocar su línea de productos, creando automóviles compactos equipados con motores más pequeños. Gracias a eso logró superar la crisis.

Los asiáticos también estaban produciendo grandes berlinas y, al momento de la caída, marcas como Toyota, Honda y Nissan, no se vieron tan afectadas debido a un atributo que no estaba presente en los modelos de otras nacionalidades: los motores eran potentes, pero mucho más racionales en sus cifras de consumo.

 

 

 

Citroën C6 Chrysler 300C
Toyota Camry

 

 

Milagro tecnológico

 

Mientras los SUV desfilaban por las calles del mundo, robándoles oportunidades a las grandes berlinas, las marcas se decidieron a buscar una solución viable que permitiera reinventar el segmento y enmendar los errores del pasado. Fue entonces cuando los avances tecnológicos se convirtieron en la mejor tabla de salvación.

Era urgente modificar la tecnología de los motores para que, sin afectar su desempeño, lograran consumos mucho más acotados. La idea de desarrollar plantas del tipo diésel ya no sonaba tan descabellada.

Comenzó entonces el desarrollo de las plantas motrices Common Rail, en las cuales se usaría el diésel como energético, y por medio de la presencia de sobrealimentación e inyección directa, se lograría extraer una cuota de potencia más que respetable.

Los franceses tomaron la iniciativa, pero fueron los alemanes quienes cosecharon los primeros frutos. Marcas como Audi, BMW y Mercedes-Benz, ofrecieron sendos motores turbodiésel (TDI), potentes, torqueadores y aplicables a ejemplares del tipo berlina. Fue así como surgió una nueva generación de sedanes lujosos, entre los que destacaron los modelos A8 de Audi, Clase S de Mercedes y Serie 7 de BMW.

Rápidamente los galos comenzaron a remar con fuerza para alcanzar a los teutones en esta vertiginosa carrera, en la cual las ventas de berlinas eran el premio mayor. Estrenaron sus propios motores TDI, instalados en elegantes modelos tales como el 607 de Peugeot, Vel Satis de Renault y C6 de Citroën.

En Italia la renovación no fue tan rápida, pero igual se generaron avances. Fue así como surgieron el Alfa Romeo 159 y el Thesis de Lancia; si bien se trataba de automóviles de menor tamaño, las cualidades de una berlina estaban presentes en ellos.

Los japoneses y coreanos se sumaron a la tendencia, aunque para estos fabricantes la problemática del consumo siempre fue menor. Igual desarrollaron motores turbodiésel, pero la verdad es que su impacto no llegó a ser influyente para el segmento. El asunto es que no había necesidad de recurrir a un diésel, si con uno a gasolina el consumo y el performance ya eran aceptables.

La hornada oriental trajo consigo berlinas muy interesantes: Legend de Honda, Avalon de Toyota y Fuga de Nissan, además de la opulenta tropa generada por las divisiones de lujo Lexus, Acura e Infinity. Con todo, la gran novedad de Asia llega de la mano de Hyundai. Se trata de la impresionante berlina Genesis, la que muy pronto debutará en nuestro país.

En Estados Unidos la fiebre por los SUV no decayó, pero curiosamente las ventas de berlinas comenzaron a repuntar nuevamente. Algunos compradores, tras adquirir el segundo sport utility, prefirieron pasarse a otro tipo de vehículo, menos aparatoso y mucho más ágil en la carretera.

Chevrolet, Ford, Cadillac y Chrysler lanzaron sus respectivas berlinas de gran turismo, con motores de alta potencia y diseños agresivos; la incorporación de sistemas de ayuda a la conducción fue otro punto que favoreció las ventas. Modelos como el Impala de Chevrolet, SLS de Cadillac, Taurus de Ford y 300C de Chrysler les devolvieron la sonrisa a los confundidos compradores del país del norte.

 

 

Lancia Thesis Audi A8
Hyundai Genesis

 

 

Achicarse para crecer

 

Una vez resuelta la problemática del consumo, y que las berlinas recuperaran el terreno perdido ante otros formatos, surgió la necesidad de reducir los centímetros de la plataforma, no de un modo drástico, pero sí achicar las dimensiones con el propósito de sumar nuevos clientes; algunos compradores buscan lujo y performance, pero no están dispuestos a conducir moles de 5 metros.

Surgió así una nueva generación de productos, los que se denominan berlinas medianas. Los primeros en ofrecerlas fueron los japoneses, por medio de los ejemplares Accord de Honda, Maxima de Nissan, Camry de Toyota, Galant de Mitsubishi y el tan exitoso Legacy de Subaru. Luego surgieron las europeas, cuyos principales exponentes son, entre otros, el Citroën C5, Renault Laguna y Peugeot 407.

Alemania también vio beneficios en el menor tamaño, y por medio de sus marcas Audi, BMW y Mercedes-Benz, puso a disposición del mercado un grupo de ejemplares de gran relevancia: A6, Serie 5 y Clase E. Volkswagen no queda fuera de esta revisión, y el modelo Passat es uno de sus más grandes aciertos.

Desde tierras nórdicas se sumaron a la contienda los modelos 9-5 de Saab y S80 de Volvo. La escuela británica también aporta lo suyo, por medio del Jaguar XF y los ejemplares de la firma MG (Roewe, para algunos mercados).

Un punto interesante de mencionar, y que se convirtió en parte importante dentro del proceso de consolidación de las berlinas
medianas, es la llegada de los motores con distribución variable y con sistema de desconexión selectiva de cilindros. Estos sistemas permiten introducir motores de alta cilindrada, pero con un desempeño adaptable a las diferentes situaciones; no siempre se requiere de toda la potencia.

En nuestro país el fenómeno de las berlinas no pasó inadvertido. Muchos compradores de SUV fueron seducidos por las bellas líneas, deportividad, aerodinamismo y alto performance de las actuales berlinas.

La masiva presencia de modelos europeos, asiáticos y estadounidenses, presentados casi al mismo tiempo que en sus mercados de origen, nos brinda la oportunidad de acceder a lo más nuevo del mercado y de beneficiarnos con los más recientes avances de la tecnología.

 

{mospagebreak}

 

Inicio

Al volante: Dodge Journey

Funcionalidad plena

 

 

Un habitáculo flexible y una mecánica de primer nivel son dos virtudes difíciles de resistir. Por lo mismo es que la firma estadounidense Dodge convirtió estos dos atributos en los pilares de su más reciente creación. Por Leonardo Pacheco.

En la actualidad no resulta fácil dar vida a un nuevo formato; menos, a uno que logre aunar dos necesidades tan diferentes como son la deportividad y la funcionalidad. Por lo general, un auto que luce joven y audaz no ofrece un habitáculo amplio y, en el sentido opuesto, cuando en una cabina se aprovecha al máximo el espacio, el resultado exterior no es de los mejores.

Un gran mérito para Dodge, que logró confi gurar un producto con ambas cualidades, demostrando que en materia de nuevas ideas siempre hay qué ofrecer. Este novedoso producto se denomina Journey, y es nada menos que uno de los automóviles más polivalentes que se hayan presentado en nuestro país y en otros mercados del mundo.

Como buen heredero de Dodge, el exterior se muestra recio y fornido, y el interior despliega toda clase de soluciones que apuntan a elevar el confort y la volumetría; la capacidad para equipaje va desde los 783 hasta los 1.600 litros.

Cuenta con tres corridas de asientos en formato 5+2, y para abatir la segunda fila se creó el sistema Tilt’N Slide, que permite realizar dicha acción con un simple movimiento. El equipamiento es muy completo, incluyendo climatizador de tres zonas, controles de ayuda a la conducción y airbag de cortina para todas las fi las de asientos.

En nuestro país están disponibles dos opciones de motorización, pero la unidad a gasolina de 2,4 litros y 170 caballos es la que pudimos conocer más en profundidad durante el lanzamiento realizado en la IV Región. Fueron muchos kilómetros de agradable manejo.

 

 

Suave como la seda

 

Este automóvil se siente dócil, fácil de maniobrar pese a su gran tamaño (4.887 mm de longitud), y, sobre todo, bastante ágil cuando el piloto le exige algo más de vitamina. Hablamos de un motor de 2,4 litros que genera 170 caballos, y un torque de 220 Nm a 4.500 vueltas; está asociado a una transmisión Autostick de cuatro velocidades.

Además de la fuerza que nos entrega el motor, el Journey destaca por la notable suavidad de la suspensión, que permite enfrentar caminos en malas condiciones como si se tratara de la mejor autopista del mundo. Pero el andar suave no penaliza la destreza durante la conducción osada; menos en las curvas, que es cuando se percibe el positivo efecto de los sistemas electrónicos de ayuda a la conducción; el control de estabilidad es de norma en todas las versiones.

Mientras se conduce, el habitáculo logra conservar un excelente nivel acústico, lo que sin duda hace mucho más agradable el viaje. Para el conductor hay regulaciones varias, mientras que los pasajeros pueden disfrutar del amplio espacio para las piernas y de una serie de benefi cios que sólo pueden ofrecer los vehículos concebidos para las familias numerosas. Y es que, en este sentido, el Journey tiene la ventaja tomando la experiencia de las otras marcas que habitan dentro de su mismo grupo: de Chrysler toma la funcionalidad y de Jeep, la movilidad.

{mospagebreak}

 

Inicio

Al volante: Jaguar XF

Un felino de estirpe

 

La firma británica le da un giro al modo en que plantea sus productos. La lujosa berlina XF es la mejor prueba de ello, ya que
se presenta como un atleta vestido de cuello y corbata, cargado de tecnología y soluciones novedosas.

La casa felina está de fiesta. Junto con concretarse el traspaso accionario desde las manos de Ford al grupo industrial Tata, estrena un nuevo modelo. Se trata del XF, una berlina que no se anda con rodeos a la hora de ofrecer lujo y sofisticación, y que ya ha sido reconocida mundialmente como uno de los grandes aportes para el segmento.

El diseño es simplemente notable, con detalles que hablan del buen momento que vive la compañía, y anticipan el gran futuro que le espera. Sobre la base del XF surgirán nuevos ejemplares, todos ellos provistos de una carrocería llamativa y de una serie de soluciones tecnológicas nunca antes vistas.

El envase es perfecto, con una conveniente cuota de clasicismo, pero sin abandonar las ideas vanguardistas. El frontal es lo más tradicional, mientras que el resto de la carrocería apuesta por lo moderno, atrevido y aerodinámico. Hace tiempo que no se veía una parrilla delantera tan bien trabajada… casi parece hecha a mano.

El habitáculo es sorprendente. La marca está escrita en los rincones más inverosímiles, mientras que las soluciones de avanzada no se hacen esperar. Como ejemplo citamos el Jaguar Sense, que permite abrir la guantera o encender las luces de lectura sin necesidad de presionar botones. Otra gran novedad es que en lugar de palanca de cambios hay una perilla que egresa de la consola cuando se pone en marcha el motor; este mando es de aluminio.

El Jaguar XF está disponible con motores a gasolina de 3,0 litros V6 de 238 caballos y dos V8 de 4,2 litros; uno, atmosférico de 298 caballos y un turbocargado de 416 CV. Probamos dos de estos tres ejemplares, pero ahora hablaremos del más poderoso de ellos: el turbocargado.

 

 

Garras afiladas

 

 

Con una potencia que sobrepasa los 400 caballos, el XF turbocargado puede considerarse como un auténtico bólido deportivo. Sus reacciones son directas, francas, predecibles y adrenalínicas, hasta el punto de que se pierde la noción de la física cuando se está disfrutando de su excelente agarre y facilidad de manejo. Acelerando con suavidad todo es gentileza y serenidad, y sólo cuando el piloto exige algo más de energía, la sobrealimentación se encarga de mandar ese delicioso golpe de aceleración que comprime la espalda contra la butaca.

Por si toda esa potencia fuera poca, la transmisión ofrece la posibilidad de conducir en modalidad Sport, por medio de levas ubicadas detrás de la empuñadura del volante. Bajo esas condiciones, este bólido manifi esta un cambio importante de actitud, la que está reservada para los pilotos más avezados.

La suspensión es la ideal, ya que además de suave es capaz de mantener siempre los cuatro neumáticos firmemente pegados contra el asfalto; gracias a eso la maniobrabilidad nunca se ve comprometida. Y así como acelera, el XF también frena con determinación; posee una serie de dispositivos electrónicos, todos ellos orientados a mejorar el manejo e incrementar la seguridad.

 

{mospagebreak}

 

Inicio

Al volante: Mercedes-Benz SL63 AMG

A cielo descubierto

 

En la veraniega ciudad de Los Angeles, Estados Unidos, manejamos la potente versión 63 AMG de la renovada Clase SL. Sus exquisitas prestaciones son sólo comparables con la cautivadora belleza de su carrocería descapotable.

Mercedes-Benz sabe de convertibles y alto performance. Por lo mismo es que cada vez que estrena un ejemplar en el que combina ambos elementos, el mundo parece detenerse. Y es que cuando se tiene entre las manos el volante de un refinado bólido, el que en pocos segundos oculta el techo rígido para dejar que el sol ingrese al habitáculo, la imaginación corre libremente y la personalidad se transforma.

Este es el efecto que produce un descapotable como el SL, más aún cuando la división AMG se ha encargado de potenciar sus capacidades. Viajamos a Estados Unidos para conocerlo en directo y disfrutar así de su excelente desempeño, cruzando las montañas de San Bernardino y recorriendo interminables carreteras.

Este nuevo Mercedes está equipado con una planta motriz V8 de 6,2 litros, capaz de erogar una potencia máxima de 525 caballos; esta cifra se logra sin sistema de sobrealimentación. Gracias a este impresionante motor, el SL63 AMG está en condiciones de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, y alcanzar una velocidad máxima de 315 km/h pero, eso sí, limitada a 250 km/h.

A diferencia de sus nada despreciables hermanos de gama, los de la casta AMG poseen algunos elementos diferenciadores: filete cromado en el parachoques, parrilla central negra, tomas de aire aumentadas, enfriador para el radiador de aceite, nervaduras longitudinales sobre el capó, flancos prominentes, y un pequeño alerón sobre la tapa del maletero.

El habitáculo recibe butacas estilo Racing, además de un volante plano en la parte baja, y la plataforma dispone de sistema ABC (Active Body Control), que se encarga de limitar los movimientos anómalos de la carrocería, especialmente cuando el techo está abatido.

 

 

Máxima perfección

 

Nada mejor para sacarle provecho a un bólido como éste que un extenso camino de montaña, en el que las curvas se convierten en una especie de parque de diversiones, con subidas, bajadas y toda clase de ejercicios. Y la verdad es que con 525 caballos a cuestas, el asunto llega a los máximos niveles de emoción.

Conducir un automóvil desarrollado para correr y sortear las exigencias más extremas siempre es agradable; más aún, cuando todos los sistemas funcionan a la perfección, demostrando un grado de eficiencia casi al borde de la industria aeronáutica. El Mercedes SL63 AMG tiene mucho de eso, ya que no sólo en la Fórmula 1 se han sacado ideas; una marca líder en materia tecnológica siempre está buscando nuevos rumbos.

El motor empuja con fuerza desmedida, pero así y todo es posible mantener una correcta trayectoria, ya que tanto la suspensión como la dirección están adecuadas para responder a un tipo de manejo extremo. En pocos segundos se alcanza una velocidad escalofriante, pero la sensación de control nunca desaparece; al contrario, aumenta proporcionalmente con la velocidad.

El nuevo Mercedes-Benz SL63 AMGes una máquina impresionante, por sus reacciones y capacidades, y por conservar un grado de gentileza poco visto.

 

{mospagebreak}

 

Inicio

Al volante: Volkswagen Tiguan

Veloz y adaptable

 

Un nombre original para un producto igual de innovador.Tigu an viene de la mezcla de Tigre e Iguana, y se trata de un SUV compacto que ofrece un andar dinámico, además de una serie de cualidades que lo hacen especial.

Este nuevo producto desarrollado por la fi rma alemana Volkswagen puede considerarse como el iniciador de una nueva tendencia dentro de la marca. Ya sea por su tamaño, características o bien por su naturaleza, el Tiguan abre caminos ignotos, alineándose justo antes del lujoso Touareg.

Llega a nuestro país cargado no sólo de buenas intenciones, sino que también de muchos elementos destinados a elevar las cuotas de confort y seguridad. Dentro del equipamiento disponible se cuentan el aire acondicionado, doble airbag frontal, doble airbag lateral y de cortina, además de frenos ABS y controles de estabilidad y tracción.

El diseño combina líneas armoniosas con esa peculiar identidad de marca creada por Volkswagen; el capó de doble altura se ajusta suavemente sobre la parte superior de una gran parrilla central. Los faros son grandes, vistosos y fáciles de asociar con este fabricante.

El habitáculo posee excelentes terminaciones, y los materiales destacan por ofrecer tacto gomoso y también por ser acolchados en aquellas zonas en las cuales puede haber contacto con las extremidades durante una colisión; por ejemplo, la visera que guarece los instrumentos es absolutamente elástica.

El nuevo Tiguan está equipado con una planta motriz a gasolina TSI de última generación, con 2,0 litros de cilindrada y una potencia máxima de 170 caballos a 4.300 rpm, más un torque de 280 Nm entre las 1.700 y 5.000 revoluciones. La transmisión puede ser mecánica o automática secuencial de seis marchas, y la tracción es integral del tipo 4Motion.

 

 

Palacio de cristal

 

El Tiguan es un producto notable desde todo punto de vista. Para conocer algo más acerca de él, asistimos al lanzamiento y posterior prueba de manejo en las modernas instalaciones de Cristal Chile, ubicadas en la localidad de Llay-Llay.

Luego de conducirlo algunos kilómetros, pudimos comprender que se trata de un automóvil provisto de especiales cualidades para enfrentar el off road, pero que sobre todo brilla en la carretera. La suspensión es suave, la planta motriz no escatima a la hora de erogar potencia, en tanto que la dirección asistida eléctricamente se encarga de reproducir con exactitud las trayectorias trazadas.

Sometida a los rigores de la alta velocidad, la carrocería muestra su depurada aerodinámica, cortando el viento y anulando el efecto negativo de las turbulencias. Por su parte, el motor trabaja en silencio, por lo que los viajeros pueden disfrutar de una grata conversación o bien de buena música; el equipo de audio es notable.

Con este nuevo producto, Volkswagen se lanza a la conquista de un nuevo grupo de clientes. Disponer de una alternativa más asequible que un Touareg, pero sin sacrificar capacidad ni calidad es, sin duda, una apuesta ganadora.