La implementación y funcionamiento de la primera farmacia popular en la comuna de Recoleta, y el sinceramiento sobre la capacidad del gobierno de cumplir con la construcción del número de hospitales públicos prometidos, colocaron a la Salud en el centro del debate público. En el caso de las farmacias, con la irrupción de la Farmacia […]

  • 16 noviembre, 2015

A_UNO_farmacia-popular

La implementación y funcionamiento de la primera farmacia popular en la comuna de Recoleta, y el sinceramiento sobre la capacidad del gobierno de cumplir con la construcción del número de hospitales públicos prometidos, colocaron a la Salud en el centro del debate público.

En el caso de las farmacias, con la irrupción de la Farmacia Popular de Recoleta han visto como su imagen positiva retrocede de un 42% a un 18%, según los resultados de la última encuesta Cadem.

De acuerdo a este estudio, las farmacias son consideradas como las instituciones de salud con los niveles de evaluación negativa más altos con un 72% de rechazo.

Según Cadem, un 87% conoce o ha escuchado hablar de la Farmacia Popular de Recoleta y un 86% está de acuerdo con que las municipalidades puedan tener y administrar sus propias farmacias, frente al 10% que está en desacuerdo.

Además, un 65% cree que podrá mantener sus precios bajos en el largo plazo, contra un 28% que no cree que estos bajos precios se puedan mantener en el tiempo.

En este contexto, solo un 19% considera que la calidad de la salud en Chile es muy buena o buena (4 puntos menos en comparación al 2014), en contraste al 69% que sostiene que es mala o muy mala.

Esta percepción se sostiene fundamentalmente en el sistema público, cuya evaluación negativa es del 77%, mientras que un 67% evalúa positivamente la calidad de la salud del sistema privado.