Luego de que  la Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA), rechazara el plan de la compañía para reparar las aeronaves, Boeing Co logró ayer la aprobación de ésta para empezar las pruebas de las baterías rediseñadas para el Dreamliner 787, con lo que su modelo de aeronave con más problemas se acerca […]

  • 13 marzo, 2013

 

Luego de que  la Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA), rechazara el plan de la compañía para reparar las aeronaves, Boeing Co logró ayer la aprobación de ésta para empezar las pruebas de las baterías rediseñadas para el Dreamliner 787, con lo que su modelo de aeronave con más problemas se acerca a volver al servicio regular.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos aprobó el plan de certificación de Boeing Co para rediseñar el sistema de baterías del 787 Dreamliner y dio luz verde a dos vuelos de prueba antes de que la aeronave pueda reanudar sus viajes comerciales.

La decisión de la FAA deja a Boeing un paso más cerca de poder volver a poner los 787 en el aire, después de que en enero autoridades aeronáuticas a nivel mundial impidieran que la flota volara tras dos incidentes que involucraron baterías incendiándose.

La nueva batería de Boeing -presentada en febrero a la FAA- está diseñada para minimizar las posibilidades de un cortocircuito, aisla mejor sus células y agrega una nueva contención y un sistema de ventilación para prevenir daños incluso si la batería se prende fuego.

Para acceder al artículo completo entra a Diario Financiero.