Raúl Castro, presidente de Cuba, pidió a su homólogo estadounidense Barack Obama, que usara su poder ejecutivo para suavizar el embargo a la isla si quiere que la normalización de relaciones siga adelante, durante la reunión que mantuvieron el día de ayer en la sede de la ONU. El presidente de EEUU dijo que las […]

  • 30 septiembre, 2015

castro-obama_AFP

Raúl Castro, presidente de Cuba, pidió a su homólogo estadounidense Barack Obama, que usara su poder ejecutivo para suavizar el embargo a la isla si quiere que la normalización de relaciones siga adelante, durante la reunión que mantuvieron el día de ayer en la sede de la ONU.

El presidente de EEUU dijo que las “reformas” en Cuba “aumentarían el impacto” de los cambios adoptados por su gobierno para relajar el embargo hacia la isla, según la Casa Blanca.

Esta es [tweetable]la segunda reunión de Obama y Castro tras el anuncio de la normalización de las relaciones [/tweetable]bilaterales entre los dos países, que sigue a la que tuvieron en Panamá en abril pasado en el marco de la Cumbre de las Américas y que fue el primer encuentro de dos gobernantes de Cuba y Estados Unidos en más de cincuenta años.

Como cada año desde hace más de dos décadas, Cuba está impulsando en la Asamblea General de la ONU una resolución crítica con el embargo y que pide su fin, un texto que habitualmente obtiene un respaldo mayoritario y siempre el voto en contra de Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos adelantó esta semana que aún no ha tomado una decisión sobre cómo votará en octubre ante ese documento, lo que ha alimentado las especulaciones acerca de que, por primera vez, podría optar por abstenerse.

Revise el artículo completo en El Universal.