Al menos[tweetable] seis ataques terroristas coordinados en bares y restaurantes sacudieron la noche de París[/tweetable], dejando decenas de fallecidos. AFP, citando fuentes policiales, ya habla de un centenar de muertos. Una de las explosiones se registró cerca del Stade de France, lo que obligó a las autoridades a evacuar al presidente, Francois Hollande, quien se encontraba en […]

  • 13 noviembre, 2015

Ataque_El-Pais

Al menos[tweetable] seis ataques terroristas coordinados en bares y restaurantes sacudieron la noche de París[/tweetable], dejando decenas de fallecidos. AFP, citando fuentes policiales, ya habla de un centenar de muertos.

Una de las explosiones se registró cerca del Stade de France, lo que obligó a las autoridades a evacuar al presidente, Francois Hollande, quien se encontraba en el lugar mirando el amistoso entre la selección local y Alemania.

Un testigo aseguró que, mientras disparaban, los atacantes gritaron “Allahu Akbar” (Dios es el más grande). Benjamin Cazenives, que estaba en el interior dijo a una amiga, que a su vez trasladó la narración: “Estoy vivo. Solo tengo unos cortes. Una carnicería. Cadáveres por todas las partes”. Es el mensaje que puso en las redes sociales.

En una intervención televisada, Hollande ha declarado esta madrugada el “estado de emergencia” en todo el país. El presidente, que ha sido la primera autoridad en calificar los sucesos de “ataques terroristas”, ha dicho que ese estado de urgencia conllevará numerosas detenciones por todo el país y “el cierre de fronteras” para evitar que entren nuevos terroristas o que huyan los que puedan encontrarse en el interior. También supondrá restricciones en la circulación. “Es un horror. Hemos movilizado a todas las fuerzas. Sabemos de dónde vienen y quiénes son”.

François Hollande, desplazado a las cercanías de la sala Bataclan, ha afirmado que “los terroristas deben estar seguros de que van a encontrar una Francia unida y fuerte, que no va a dejarse impresionar por sus ataques”.

La sala de conciertos Bataclan, fue uno de los lugares con mayor número de rehenes. Finalmente, la toma de rehenes terminó con un asalto policial y la muerte de dos terroristas. Dentro del local había al menos cien muertos, según medios franceses.