Valparaíso es reconocido y admirado por sus callejuelas, sus paisajes, sus colores y sus artistas. Todos sabemos que están ahí, que hay talleres de pintores y escultores en cada calle, pero no exactamente dónde. Para descubrirlo se creó la agencia www. talleresdevalparaiso.cl.

  • 6 agosto, 2008

Valparaíso es reconocido y admirado por sus callejuelas, sus paisajes, sus colores y sus artistas. Todos sabemos que están ahí, que hay talleres de pintores y escultores en cada calle, pero no exactamente dónde. Para descubrirlo se creó la agencia www. talleresdevalparaiso.cl. Por María Luisa Vicuña; fotos, Luis Flores Mímica.

Cada vez son más los artistas que se han instalado en Valparaíso, con la idea de llevar una vida más tranquila y aprovechar el ambiente y la inspiración de esta ciudad patrimonio de la humanidad. Así han ido armando sus lugares de trabajo en los cerros del puerto, para muchos llenos de mágica belleza. Valparaíso es hoy, probablemente, la ciudad con más artistas por metro cuadrado en todo Chile.

Klaudia Kemper

El problema es que, como buenos artistas, la mayoría se ha desconectado y no es fácil llegar a conocer sus obras ni, mucho menos, comprarlas. Los turistas y extranjeros que visitan Valparaíso recorren sus calles y restaurantes, pero que no llegan hasta las obras de estos creadores, son numerosos. Una lástima, si se piensa que estos oficios son responsables en gran parte del carácter singular de la ciudad.

Sergio Mesa llegó a Valparaíso a trabajar como ingeniero pesquero, y sus tiempos libres los dedicó a trabajar en organizaciones de participación ciudadana y en actividades culturales. Fue así como tomó contacto con muchos artistas, gran parte de ellos ya reconocidos por realizar obras de alto nivel, pero con poca o ninguna capacidad de comercializar su arte. Descubrió que algunos no tenían registros fotográficos de sus trabajos y ni siquiera usaban el correo electrónico. Menos sabían que si buscaban en Internet verían información sobre ellos publicada por otros.

Ante esto, a Mesa –más conocido en Valparaíso como Caco– se le ocurrió formar una agencia, ser algo así como una “corredora de obras de arte on line”. Se encargaría de registrar y difundir las creaciones de los artistas que participen en la agencia y, paralelamente, de contactar a los posibles compradores, asesorarlos en su elección, organizar visitas a los talleres y encargarse del traslado de las obras. Todo esto, a través de un sitio web: www.talleresdevalparaiso.cl, que comenzó a funcionar en febrero.

“En los últimos años han llegado nuevos turistas, más sofisticados, que se alojan en hoteles boutique y comen en los mejores restaurantes. A ese público le interesa mucho conocer y llevarse las obras de los artistas de Valparaíso, pero no existe la conexión con ellos. Ese es el vínculo que queremos lograr con nuestra agencia de Talleres de Valparaíso”, nos cuenta entusiasmado Caco. Y recuerda que, por ejemplo, un turista francés lo contactó y visitó toda una tarde el taller de un artista, tomaron un café juntos y terminó comprando obras por 2 mil euros. El visitante comentó que pagar esa cifra por arte era imposible en su país y que una fotografía podía costarle eso. Otro factor destacable era poder tener una cercanía de primera fila con el autor de la obra. Este es el valor agregado que Mesa cree que puede lograrse en Valparaíso.

 

 
 
Eduardo Mena

 

Hasta el momento son cinco los pintores que participan en la agencia, cifra que pronto crecerá. Actualmente participan Gonzalo Ilabaca, Eduardo Mena, Edwin Rojas, Rodrigo Villalobos y Klaudia Kemper. Pronto se sumarán Iván Cabezón, Chantal De Rementería y Piedad Subercaseaux.

Cada artista tiene en www.talleresdevalparaiso.cl su propia página con su trayectoria, obras y fotos de su taller. Con esto, el comprador puede tener un conocimiento inicial de cada trabajo y, si le interesa conocer más y finalmente comprar algo, los ubica a través del mismo sitio con la agencia, para concertar una visita.

Un extranjero connotado que pudo comprar pinturas chilenas a través de las gestiones de la empresa fue Luciano Benetton en su pasada visita a nuestro país. De las 18 obras que se llevó, tres eran de Ilabaca y dos, de Villalobos.

Gonzalo Ilabaca era uno de los artistas, ya conocido en Chile, que antes de llegar a esta agencia no tenía email y no le interesaba tenerlo ni, mucho menos, una página web. Cuando Sergio Mesa le invitó a revisar la web, pusieron su nombre en Google y buscaron… Ilabaca no podía creer toda la información que había sobre él en la red, pues nunca había entregado ni autorizado nada. Incluso le molestó que en una de las páginas figurara una de sus obras que no le gustaba nada. Así, Mesa lo convenció para que a través de su agencia publicara una biografía autorizada, difundiera su trabajo y organizara de mejor forma las visitas de los interesados a su taller.

El año 2010 Valparaíso será la sede del Foro Cultural Mundial. Para ese año, la meta de la agencia es contar con una plataforma virtual de los artistas de la ciudad, que los participantes hayan aumentado a 30 ó 40 y que los turistas que lleguen a este foro no se vayan del puerto sin conocerlos.

 

Gonzalo Ilabaca Edwin Rojas