El ministro de Economía argentino, Hernán Lorenzino, criticó hoy la moción de censura impuesta por el Fondo Monetario Internacional a Argentina y aseguró que los “remedios” del FMI incluyen desempleo, más impuestos y deuda externa, informa Diario Financiero. “Ya conocemos los “remedios” del staff del FMI: ajuste social, echar empleados, más impuestos, más deuda externa […]

  • 4 febrero, 2013
Hernán Lorenzino, ministro de Economía. Fuente La Razón

Hernán Lorenzino, ministro de Economía. Fuente La Razón

El ministro de Economía argentino, Hernán Lorenzino, criticó hoy la moción de censura impuesta por el Fondo Monetario Internacional a Argentina y aseguró que los “remedios” del FMI incluyen desempleo, más impuestos y deuda externa, informa Diario Financiero.

“Ya conocemos los “remedios” del staff del FMI: ajuste social, echar empleados, más impuestos, más deuda externa (ajuste sugerido a Europa)”, publicó Lorenzino en su cuenta de Twitter.

El ministro citó al Nobel de Economía estadounidense Paul Krugman para señalar en esa red social que “los que defienden el ajuste fiscal como receta anticrisis no logran encontrar un caso en el que su teoría haya funcionado”.

Lorenzino recordó que la economía de Irlanda, que en su día fue uno de los modelos destacados por el FMI, “está estancada”, mientras que Letonia, que también fue puesto como ejemplo, tiene una tasa de “desempleo del 14%”.

[box num=”1″]

Lorenzino se hizo eco de escándalos financieros internacionales y pidió al FMI que “si preocupa la credibilidad de las cifras”, se fije en “la alteración de balances en Wall Street en 2009” y le preguntó “¿dónde está la sanción a Inglaterra x manipulación de la (tasa) Libor?”

El directorio del FMI emitió el pasado viernes, por primera vez en su historia, una “moción de censura” contra Argentina y la emplazó a reformar sus estadísticas macroeconómicas antes del 29 de septiembre de 2013.

El Gobierno anunció este fin de semana que en 2013 aplicará un nuevo índice para medir la inflación, el más cuestionado de los datos oficiales.

El polémico Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) publicó que la cifra de inflación en 2012 fue del 10,8%, mientras que consultoras privadas, universidades y analistas sostienen que los precios crecieron el año pasado por encima del 25%.

La decisión del FMI llega después de dos años de controversias con Argentina por sus discrepancias sobre los sistemas de cálculo de las estadísticas económicas del país.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.