Después del terremoto grado 8.3 que azotó la región de Coquimbo y de la alerta de tsunami  que decretó el Shoa para todo el borde costero nacional, países al otro lado del pacífico se mantuvieron alerta. [tweetable]Nueva Zelanda, Japón, Rusia y los estados americanos de California y Hawaii aconsejaron a la población mantenerse lejos de […]

  • 17 septiembre, 2015

npacific_map_ptwcweathergov

Después del terremoto grado 8.3 que azotó la región de Coquimbo y de la alerta de tsunami  que decretó el Shoa para todo el borde costero nacional, países al otro lado del pacífico se mantuvieron alerta.

[tweetable]Nueva Zelanda, Japón, Rusia y los estados americanos de California y Hawaii aconsejaron a la población mantenerse lejos de las costas.[/tweetable] En Hawaii no se esperaba un tsunami, pero sí cambios en las corrientes marinas.

El ministro de Defensa neozelandés, Nikki Kaye, alertó a la población evitar las cercanías al mar y salir de embarcaciones.

El Centro de Emergencia de Tsunamis en el Pacífico anunció que podrían haber olas de tres metros en la Polinesia Francesa y olas de hasta un metro en algunas costas de Fiji, México, Ecuador, Perú, Nueva Caledonia, Samoa y otras naciones del Pacífico.

Revise el artículo completo en The Guardian.