La nueva legislación, redactada por el Ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, tiene la finalidad de prevenir posibles crisis financieras en el futuro y obligar a las entidades bancarias a tener más cuidado y ser menos arriesgadas. Los banqueros que incumplan la norma podrían pagar incluso con penas de cárcel, informa el Huffington Post. La idea […]

  • 6 febrero, 2013
Angela Merkel. Foto EFE

Angela Merkel. Foto EFE

La nueva legislación, redactada por el Ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, tiene la finalidad de prevenir posibles crisis financieras en el futuro y obligar a las entidades bancarias a tener más cuidado y ser menos arriesgadas. Los banqueros que incumplan la norma podrían pagar incluso con penas de cárcel, informa el Huffington Post.

La idea del gobierno es que los bancos ideen un plan de recuperación y resolución sobre el cual actuar en momentos de dificultad y que podrían poner en peligro al sistema financiero.  De esta forma, las entidades estarían preparadas con anticipación y podrían reaccionar de una mejor manera ante situaciones de emergencia.

“Hemos descubierto que existe un cierto vacío normativo, queremos cerrarlo”, sostuvo una autoridad del gobierno de Alemania, país cuyo sistema judicial no ha condenado a ningún banquero desde que estallara la crisis.

La prensa alemana afirma que los ejecutivos que no respeten la nueva regulación, como llevar a cabo operaciones financieras muy arriesgadas y que impliquen una amenaza para la institución, podrían recibir condenas de hasta cinco años de cárcel.

La norma, además, protege a los clientes de los “riesgos que supongan comportamientos especulativos” de los bancos.

Revise el artículo completo en  Huffington Post.