Están a mil. Al quinto mes del año, ya tienen más del 80% del calendario anual comprometido, con espectáculos que van desde eventos deportivos hasta presentaciones musicales de categoría mundial y un nivel de demanda que los ha llevado, incluso, a rechazar solicitudes de arriendo tan exitosas como fue la reciente presentación de High School […]

  • 1 junio, 2007

Están a mil. Al quinto mes del año, ya tienen más del 80% del calendario anual comprometido, con espectáculos que van desde eventos deportivos hasta presentaciones musicales de categoría mundial y un nivel de demanda que los ha llevado, incluso, a rechazar solicitudes de arriendo tan exitosas como fue la reciente presentación de High School Musical en nuestro país… La vorágine ha sido tan grande, que hasta ellos mismos se sorprenden de estar cumpliendo recién su primer año de vida.

Menos mal –dicen hoy– que no le hicieron caso a quienes les dijeron que no participaran en la licitación del centro de eventos del Parque O’Higgins que el Ministerio de Obras Públicas emprendió a mediados de 2004. O a esos estudios que hablaban de lo pobre y estacional que era la industria de espectáculos, del mal negocio que sería convencer a los santiaguinos de trasladarse hacia un lugar tan alejado y de lo yeta que podría resultar remodelar un sitio que para muchos aún se asociaba a infelicidad.

-Peter y Daniel Hiller fueron hombres muy visionarios –sostiene Luis Hernán Morales, gerente general de Arena Santiago–. Ellos tuvieron la capacidad de visualizar un proyecto que a todas luces se veía difícil… Recordemos que este lugar se había comenzado a construir en los 50 y había quedado completamente abandonado. En 2004 ganan la licitación, hacen una inversión superior a los 12 millones de dólares y dejan este lugar en condiciones inmejorables… Las encuestas nos sitúan hoy como el mejor escenario que hay en Chile para espectáculos multipropósitos.

Y claro. Siguiendo con el concepto mundial de “Arena”, la de Santiago tiene todas las características de un coliseo romano. Es el único recinto techado en Chile, completamente climatizado (20 grados de temperatura en invierno), con capacidad para 12 mil espectadores sentados y 3 mil personas en cancha. Tiene la capacidad de transformarse en función de los distintos tipos de espectáculos y cuenta con estándares internacionales de seguridad, tecnología, servicios, estacionamientos y confort. -El estar integrados al mundo “Arena” nos ha permitido, además, formar parte del circuito a nivel mundial –señala Morales, no sin orgullo.

Pero no solo de espectáculos vive el Arena Santiago. También se ha vuelto un gran aliado comercial para las empresas, que han encontrado en el recinto una estupenda alternativa para publicitar sus marcas. Y dado que los dueños llevan la gastronomía en el ADN, también están apostando por los servicios de comida. Y tomando en cuenta la experiencia de los Hiller en el tema, lo más probable es que terminen haciendo un boulevard gastronómico.