Las primeras impresiones son mucho más importantes de lo que uno podría pensar, son el pasaporte para obtener admisión a las relaciones personales más importantes, tanto en el mundo profesional como el privado. Mientras una relación se basa en años de confianza, los cimientos para construirla empieza en esos primeros siete segundos de conocerla, de […]

  • 21 septiembre, 2015

people-shaking

Las primeras impresiones son mucho más importantes de lo que uno podría pensar, son el pasaporte para obtener admisión a las relaciones personales más importantes, tanto en el mundo profesional como el privado.

Mientras una relación se basa en años de confianza, los cimientos para construirla empieza en esos primeros siete segundos de conocerla, de acuerdo a la psicóloga clínica y autora de ‘Straight Talk’, Linda Blair.

No es mucho tiempo por lo que debe intentar maximizar esos segundos. Es más simple de lo que parece. A continuación, [tweetable]revise seis maneras para dejar la mejor de las primeras impresiones[/tweetable]

1. Sepa a quién se está dirigiendo

Haga una pequeña investigación antes o simplemente observe el entorno de esa persona a la que quiere impresionar. Puede fijarse en los detalles de su oficina, o en ese cuadro que tiene en la pared. La idea es crear una conexión rápida y auténtica.

2. Contacto visual

Este es el comportamiento que indica sinceridad con mayor profundidad. Hay pocas cosas más perturbadoras y desagradables que mantener una conversación con alguien que evita mirar a los ojos. Eso sí, no olvide pestañear. Hágalo con naturalidad.

3. Imite

No lo tome literalmente. Sino que ponga atención a la persona que tiene al frente y adopte sutilmente su tono de voz y lenguaje corporal. Piense que están en la misma frecuencia.

4. Escuche activamente

No se deje llevar por la tentación de hablar de sí mismo o de interrumpir, primero debe entender a la otra persona. De esta manera, su interlocutor sabrá que usted está atento y entiende lo que le está diciendo.

5. Llame a las personas por su nombre

Apenas salude a otra persona, llámela por su nombre. Demuestre interés, pero no exagere. También hágalo al despedirse.

6. Sea agradecido

Tómelo como costumbre. Antes de despedirse, agradezca a la persona por su tiempo, exprese resumidamente el valor de la conversación y haga un corto comentario que no tenga que ver con el aspecto profesional de la situación.

Revise el artículo completo en Inc.