El conflicto está escalando. Al hecho de que China y Japón hayan mandado aviones de combate a la zona, se suman nuevos factores que complican aún más una eventual salida diplomática al problema. China ha tomado una actitud más ofensiva y Estados Unidos se involucró en la ecuación. Business Insider da a conocer las 5 […]

  • 27 enero, 2013
Islas Senkaku o Diaoyus. Foto EFE

Islas Senkaku o Diaoyus. Foto EFE

El conflicto está escalando. Al hecho de que China y Japón hayan mandado aviones de combate a la zona, se suman nuevos factores que complican aún más una eventual salida diplomática al problema. China ha tomado una actitud más ofensiva y Estados Unidos se involucró en la ecuación.

Business Insider da a conocer las 5 razones que podrían gatillar una guerra entre China y Japón por las islas en disputa:

1. El nuevo mapa de China

En noviembre China dio a conocer un nuevo mapa en el que incluyó como propias al polémico archipiélago -en japonés llamado Senkaku y en chino Diaoyus-, provocando a Japón. A finales de enero lanzarán otro mapa, agregando en total 130 islas en disputa.  La idea sería aumentar la conciencia de la población sobre el territorio nacional.

2. “Prepárense para la guerra”

La semana pasada,  el Ejército Popular de Liberación mandó instrucciones a alrededor de 2,5 millones de soldados activos y en reserva a entrenarse y prepararse para la guerra. Según un sitio de noticias chino, las fuerzas fueron llamadas a entrenar para “pelear y ganar batallas”, usando el léxico más fuerte en lo que va del conflicto.

3. Estados Unidos se sumó al conflicto

El jueves pasado, EE. UU. y Japón revisaron por primera vez en 15 años su tratado de defensa. Al día siguiente, Hillary Clinton se reunió con su homólogo japonés. En la cita, la secretaria de Estado afirmó que EE. UU. creía que las islas en disputa corresponden a Japón, que estaban bajo su control y, por lo tanto, bajo el tratado de seguridad entre ese país y Japón. Los medios chinos respondieron que este anuncio quebró la neutralidad prometida de EE. UU. en el conflicto.

4. A China no le importó la postura de EE.UU.

Pocas horas después de las declaraciones de Clinton, China mandó barcos a las aguas de Japón, para rodear las islas por cinco horas. El ministro de Relaciones Exteriores de Japón sostuvo entonces que su país “no cedería” y que mantendría su postura de que “las islas Senkaku son territorio inherente de Japón”.

5. China llama a asentar bases militares

Un periódico japonés dice que las bases de China en el extranjero tienen otro objetivo más que proteger las rutas de comercio. Esta afirmación apareció luego de que China anunciara que construiría 18 bases navales fuera de su territorio. Sin embargo, esta información aún no ha sido confirmada.

Revise el artículo completo en Business Insider.