Hacer una Startup desde cero es difícil, y si usted es uno de los fundadores principiantes, las cosas podrían desmoronarse fácilmente. Entonces, ¿cómo asegurarse de que usted no cometerá errores como un primerizo? Una forma es aprender del pasado y ver qué errores han hecho los demás para así no repetir esos pasos y buscar […]

  • 3 noviembre, 2015

empresario-trabajador-joven

Hacer una Startup desde cero es difícil, y si usted es uno de los fundadores principiantes, las cosas podrían desmoronarse fácilmente.

Entonces, ¿cómo asegurarse de que usted no cometerá errores como un primerizo?

Una forma es aprender del pasado y ver qué errores han hecho los demás para así no repetir esos pasos y buscar soluciones diferentes.

Estos son [tweetable]los 11 errores más comunes al iniciar una startup[/tweetable].

1. Dar excusas

Si no es honesto con usted mismo, no podrá tomar decisiones informadas que verdaderamente mejoren su empresa. Si se esconde tras excusas e historias, no llegará muy lejos. Lo que necesita es una buena dosis de escepticismo (que no es lo mismo que dudar o no tener confianza en sí mismo) para seguir progresando.

2. Entrar en el mundo empresarial por las razones equivocadas

Usted puede entrar al mundo empresarial porque es su vocación. Pero si entra en este juego por las razones incorrectas, como solamente obtener ganancias o competir con alguien más, tarde o temprano encontrará problemas y dificultades que no será capaz de afrontar.

3. No estar atento a su saldo bancario

Esto sucede más a menudo de lo que piensa. Puede quedarse sin dinero, incluso si tiene ingresos y beneficios. Tenga cuidado con eso.

4. No bloquear su propiedad intelectual

Es muy importante para un nuevo negocio bloquear su IP, incluyendo patentes, marcas comerciales y derechos de autor.

5. Microgestionar por mucho tiempo

Deje que sus vicepresidentes hagan su trabajo, tanto como les sea posible. Que cometan sus errores y los solucionen. Ayúdelos pero confíe en que ellos hagan su trabajo.

6. No contratar a los mejores

El equipo es una pieza importante en el inicio de una empresa, es por eso que debe contratar a gente con habilidad, inteligencia y tenacidad. Es fácil caer en la trampa de contratar a las personas que son “suficientemente buenas”, pero eso puede ser mortal para su empresa.

7. No centrarse lo suficiente en las ventas

Puede pasar que se pase más tiempo en mejorar el producto que en la venta del mismo, y si bien debe mejorar lo que está vendiendo, eso puede hacerlo en el camino, como lo han hecho pequeñas y grandes empresas que han triunfado, pues ya está vendiendo un producto lo suficientemente bueno para interesar a los compradores.

8. No darse cuenta de la importancia del flujo de caja, y no solo los beneficios

Hay que mantener un flujo de caja semanal de 10 a 13 movimientos para sobrevivir.

9. No incluir la participación del cliente

Sus clientes deben amar su producto, y si no es así, tiene un gran problema. Debe averiguar qué es lo que esperan sus compradores, y la única manera de hacerlo es escuchándolos y responder a sus necesidades. Asegúrese de conectar con ellos diariamente.

10. Nunca confíe en los informes que dicen que todo va bien

Nunca está todo bien, las cosas siempre irán mal por alguna razón. Pero eso no quiere decir que esté todo perdido, sino que están creciendo.

11. Esperar demasiado

Siempre su primera visión será que su producto es el mejor de todos, pero por lo general no tiene idea de cómo ni qué se necesita para llegar allí. Esperar demasiado puede ser desastroso en muchos aspectos, ya que se tarda demasiado, cuesta demasiado y por lo general se acumulan las cosas que no salieron bien. Vaya con calma, paso a paso y acorde a sus posibilidades.

Revise el artículo completo en Business Insider.