Tras el caso de Logan Paul, la plataforma creó una “división de inteligencia”.

  • 22 enero, 2018

A inicios de este año, el youtuber Logan Paul subió un video bromeando junto a un hombe ahorcado en un bosque de Japón, lo que desató una ola de críticas a la plataforma por haber permitido que ese video se viralizara, hasta que el propio Paul tuvo que eliminarlo.

Para evitar nuevos casos como este, YouTube ha puesto en marcha una Intelligence desk o “división de inteligencia” que se encargará de buscar proactivamente el contenido inapropiado, ofensivo o polémico.

Esta nueva división dependerá de los datos de Google, reporte de los usuarios, tendencias en RRSS y consultores externos para la detección temprana de casos como el de Paul.

Tras la detección de un video inapropiado, éste se eliminará o desmonetizará para proteger al usuario y evitar que los anunciantes lleguen a ver su marca cerca de un contenido polémico.

Para dar tranquilidad, YouTube indicó a los anunciantes que se asociará con más de 100 ONGs, entidades gubernamentales y académicos para agregar una mayor experiencia al manejo de contenido controvertido.