Michael Horn, presidente y director ejecutivo de Volkswagen Estados Unidos, afirmó que el engaño en las emisiones fue llevado a cabo por unos pocos ingenieros en Alemania sin responder a ninguna decisión formal de la empresa y reconoció que podría tomar años actualizar 430.000 vehículos diésel. Al testificar ante un comité del Congreso de Estados […]

  • 9 octubre, 2015

Volkswagen

Michael Horn, presidente y director ejecutivo de Volkswagen Estados Unidos, afirmó que el engaño en las emisiones fue llevado a cabo por unos pocos ingenieros en Alemania sin responder a ninguna decisión formal de la empresa y reconoció que podría tomar años actualizar 430.000 vehículos diésel.

Al testificar ante un comité del Congreso de Estados Unidos, Horn se disculpó y prometió una investigación completa. “Esta no fue una decisión corporativa”, aseveró, y agregó que el engaño fue hecho por un par de ingenieros de software en Alemania.

“Estoy de acuerdo en que esto es difícil de creer”, dijo al ser presionado por el representante Joe Barton, republicano de Texas, acerca de si la alta dirección era consciente.

En respuesta a las difíciles preguntas de los miembros del subcomité de investigaciones de la Cámara de Energía y Comercio, un quebrado y dócil Horn dijo que los autos necesitarán más que una actualización de su software para cumplir con los requisitos estadounidenses. Los ingenieros siguen trabajando en las distintas opciones, las que discutirán con los reguladores cuando estén listos, agregó.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.