Matthias Müller, presidente del grupo Volkswagen, confirmó que esta semana reportarán a las autoridades las soluciones técnicas con el fin de poder comenzar en enero las reparaciones de los vehículos afectados. Además, añadió que “a finales de 2016 deben estar arreglados todos los autos”. Müller, que calculó en 9,5 millones los vehículos afectados, frente a […]

  • 7 octubre, 2015

Volkswagen Sachsen GmbH, Motorenwerk Chemnitz

Matthias Müller, presidente del grupo Volkswagen, confirmó que esta semana reportarán a las autoridades las soluciones técnicas con el fin de poder comenzar en enero las reparaciones de los vehículos afectados. Además, añadió que “a finales de 2016 deben estar arreglados todos los autos”.

Müller, que calculó en 9,5 millones los vehículos afectados, frente a los 11 millones que el grupo había dicho en un principio, afirmó que muchos de los autos son reparables simplemente mediante una actualización del software.

Sin embargo, el presidente del Grupo Volkswagen advirtió que van a ser necesarias algunas intervenciones de mayor complejidad en determinadas partes de algunos vehículos. “Por supuesto, serán gratuitas para el cliente”, ha explicado.

Ayer, el máximo directivo de la compañía alemana anunció que el grupo va a tener que reducir sus inversiones por el escándalo de las emisiones de gases contaminantes. En concreto, Müller dijo que las inversiones que no sean “absolutamente necesarias” se abandonarán o se retrasarán.

En este sentido, el presidente de VW indicó que van a intentar conservar todos los puestos de trabajo, aunque advirtió que el proceso “va a ser doloroso” porque es necesario hacer recortes.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.