Los usuarios que estén verificados en Twitter deberán seguir una nueva norma muy estricta si quiere mantener ese estado con el ícono azul. Luego de varios escándalos en EEUU de cuentas verificadas que han estado propagando mensajes racistas y de odio, la red social decidió hacer un cambio. Para eliminar la percepción de que la […]

  • 16 noviembre, 2017

Los usuarios que estén verificados en Twitter deberán seguir una nueva norma muy estricta si quiere mantener ese estado con el ícono azul. Luego de varios escándalos en EEUU de cuentas verificadas que han estado propagando mensajes racistas y de odio, la red social decidió hacer un cambio.

Para eliminar la percepción de que la red social podría defender estos tipos de pensamiento y mensajes, Twitter ha empezado a retirar la verificación a cuentas racistas y de supremacistas blancos de EEUU, añadiendo nuevas normas que serán obligadas para todos los usuarios en todo el mundo.

Según el artículo de ayuda de Twitter, podrá eliminar el estado de verificado en cualquier momento sin aviso previo. Pero ahora especifican estos términos de conducta.

  • Engañar intencionadamente a personas en Twitter al cambiar el nombre o la biografía.
  • Promover el odio y/o la violencia contra o atacar directamente o amenazar a otras personas por motivos de raza, etnia, origen nacional, orientación sexual, género, identidad de género, afiliación religiosa, edad, discapacidad o enfermedad. Dar apoyo a organizaciones o individuos que promueven lo anterior.
  • Incitar o involucrarse en acoso a otros.
  • Violencia y comportamiento peligroso.
  • Amenaza directa o indirecta o fomento de cualquier forma de violencia física contra un individuo o grupo de personas, incluida la amenaza o la promoción del terrorismo.
  • Imágenes violentas, horribles, impactantes o perturbadoras.
  • Autolesiones, suicidio.
  • Participar en actividades en Twitter que violen las reglas de Twiter.

Con esta serie de nuevas normas Twitter espera que los usuarios que han pasado la verificación y que se alinean con grupos radicales puedan perder este estado, incluso llegar a la suspensión de la cuenta.