Una demanda de indemnización de perjuicios en contra del fisco de Chile tramita el Segundo Juzgado Civil de Concepción, luego de que el empresario Miguel Jara Sánchez acudiera a los tribunales como afectado por la incapacidad del Estado para poner fin al conflicto mapuche. En su querella, el empresario de Cañete pide que se condene […]

  • 27 febrero, 2019

Una demanda de indemnización de perjuicios en contra del fisco de Chile tramita el Segundo Juzgado Civil de Concepción, luego de que el empresario Miguel Jara Sánchez acudiera a los tribunales como afectado por la incapacidad del Estado para poner fin al conflicto mapuche.

En su querella, el empresario de Cañete pide que se condene al fisco a pagar $720 millones de pesos por daño emergente, y otros $1.460 millones por lucro cesante, o la suma que el tribunal determine, producto de los atentados incendiarios, robos, sabotajes, toma de predios y bloqueos de caminos que le han dejado sin la posibilidad de trabajar en la zona, ni pagar las deudas que asumió para la compra de camiones y maquinaria.

Jara, quien ha sido dirigente del transporte regional y nacional, asegura en su querella que “la inoperancia del Estado” en varios casos ha favorecido los ataques de violencia.

Y se centra en la Operación Huracán como “el caso más evidente de falta de servicio de la dirección de inteligencia policial de Carabineros de Chile”, según se lee en la querella. En el documento, Jara enumera varios episodios de violencia, pero se centra en la Operación Huracán para ahondar en lo que a su juicio es uno de los mayores ejemplos de la falta de capacidad del Estado para hacer cumplir la ley.

En el texto se resume este caso, que partió en septiembre de 2017 on la detención de ocho comuneros mapuches y terminó con la confesión de los uniformados de que se trató de un montaje, por cuyas mentiras –entre otros errores– cayó el entonces director general de Carabineros, Bruno Villalobos, y hay otros siete uniformados cumpliendo medidas cautelares.