No es secreto la mala calidad de aire que existe en Santiago y en otras ciudades de Chile, además del creciente debate en torno a los incentivos para usar autos menos contaminantes, por lo que Tesla Motors, la firma encabezada por Elon Musk, estaría dando los primeros pasos para desembarcar en nuestro país. Según los […]

  • 28 junio, 2016

Tesla-Model-S-révolution-marche-design-automobile-blog-espritdesign-5

No es secreto la mala calidad de aire que existe en Santiago y en otras ciudades de Chile, además del creciente debate en torno a los incentivos para usar autos menos contaminantes, por lo que Tesla Motors, la firma encabezada por Elon Musk, estaría dando los primeros pasos para desembarcar en nuestro país.

Según los registros que constan en el Inapi (Instituto Nacional de Propiedad Intelectual), [tweetable]Tesla Motors ingresó la semana pasada la solicitud para inscribir la marca en Chile[/tweetable]. La firma estadounidense está siendo representada por el estudio jurídico Beuchat, Barros & Pfenniger.

Cabe recordar que el modelo de negocio de la compañía -y que también marcó un hito dentro de este sector-, prescinde de los concesionarios en los países donde tiene presencia.

En una detallada explicación ante la Comisión Federal de Comercio de EEUU, el Ceo de Tesla, dijo en enero pasado que sus autos tienen menos requisitos de servicio, como cambios de aceite o partes del motor.

“Tesla obtiene un beneficio de la venta de sus modelos eléctricos, pero los operadores tradicionales ganan más dinero en la venta de servicios, optimizaciones y complementos que la misma venta de automóvil”, sostuvo.

En uno de los siete puntos en los que explicó a la Comisión por qué Tesla necesita vender sus autos de manera directa, el ejecutivo afirmó que los concesionarios dependen de los fabricantes de automóviles para financiar su publicidad.

La compañía fundada en Sillicon Valley en 2003 ya hizo su ingreso “oficial” en México, luego de que hace algunas semanas fuera inaugurada su primera estación de servicio para recargas eléctricas.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.