En el planeta existen casi dos mil millones de automóviles. Por ende, es imperativo aplicar soluciones innovadoras en relación al transporte público en las mega ciudades – que cada vez son más pobladas-, dice la BBC. En Sao Paulo, la ciudad más grande de Brasil, una congestión vehicular puede llegar a los 180 kilómetros de largo; un […]

  • 12 febrero, 2013
Tráfico vehicular. Foto BBC

Tráfico vehicular. Foto BBC

En el planeta existen casi dos mil millones de automóviles. Por ende, es imperativo aplicar soluciones innovadoras en relación al transporte público en las mega ciudades – que cada vez son más pobladas-, dice la BBC.

En Sao Paulo, la ciudad más grande de Brasil, una congestión vehicular puede llegar a los 180 kilómetros de largo; un estadounidense promedio, dicen los estudios, pasará nueve años de su vida sentado adentro de un auto; en tanto, a pesar de que China estrenó gigantes autopistas de seis vías, aún debe soportar la formación de tráfico.

Según la BBCla planificación del transporte urbano requiere mucho más que enanchar o crear más calles. Las ciudades no deben levantarse alrededor o en relación a los autos, sino que se deben construir en base a un sistema de transporte masivo eficiente y de baja emisión de gases.

En algunas ciudades, como Londres, se está desincentivando el uso de vehículos privados en los lugares más congestionados -como el centro-, a través de la implementación de altos impuestos y costos de estacionamiento. En tanto, el exitoso sistema de arriendo de bicicletas de París está siendo replicado alrededor del mundo. Las personas pueden recoger y dejar una bicicleta en diferentes locaciones, a un bajo costo.

Es difícil que las ciudades del siglo XX, dominadas por los automóviles, puedan prosperar, ya que los precios del petróleo son cada vez más altos y las regulaciones respecto a la contaminación del aire de parte de los gobiernos son cada vez más estrictas.

Se necesita introducir fuentes de energía innovadoras como el hidrógeno y el aire comprimido. Mientras tanto, el gas natural líquido y la electricidad están comenzando a reemplazar a la bencina en algunas ciudades.

Revise el reportaje completo en BBC.