En marzo pasado, apenas asumió el nuevo gobierno, un grupo de residentes de Vitacura contactó a los nuevos seremi de Vivienda y Urbanismo, Transporte y Obras Públicas y al intendente de Santiago, Claudio Orrego. ¿La razón? Manifestar a las nuevas autoridades su preocupación por los planes de algunas inmobiliarias para levantar edificios en la zona. […]

  • 30 mayo, 2014

Portezuelo

En marzo pasado, apenas asumió el nuevo gobierno, un grupo de residentes de Vitacura contactó a los nuevos seremi de Vivienda y Urbanismo, Transporte y Obras Públicas y al intendente de Santiago, Claudio Orrego. ¿La razón? Manifestar a las nuevas autoridades su preocupación por los planes de algunas inmobiliarias para levantar edificios en la zona.

Entre los vecinos preocupados están la socióloga Marta Lagos, el arquitecto Jaime Tagle, Luis Arnaboldi, Carlos Vergara y Nicolás Berthet, quienes, desde principios de 2013 vienen librando una batalla para evitar la construcción de torres de altura en su barrio.

Todo partió el año pasado, cuando se conoció el proyecto que diseñó el arquitecto Luis Izquierdo para la Inmobiliaria Paz en el sector de Portezuelo. La pelea escaló a través de cartas en los diarios, misivas al alcalde Raúl Torrealba y a las autoridades de la época, en las que se alertaba que la iniciativa de Paz se emplazaría en un paño de cuatro hectáreas, muy cerca de donde ellos viven, entre las calles El Crepúsculo y El Atardecer, y que contemplaría la construcción de residencias y oficinas, algo que, según ellos, estaba prohibido en el sector.

La presión dio resultados: Paz rediseñó el proyecto, disminuyó la altura de sus edificios -de 12 a 7– y eliminó las oficinas del plano. En lugar de ellas, planean instalar ahí un senior suites o departamentos para adultos mayores.

En octubre del año pasado, la municipalidad aprobó este nuevo plan, y en paralelo, contrató al arquitecto Iván Poduje para que los asesorara en el desarrollo urbano de la zona.

Pero ahora los vecinos retomaron la ofensiva, porque hay nuevas inmobiliarias interesadas en construir en Portezuelo. Por eso, además de reunirse con las nuevas autoridades, se juntaron con Torrealba y Poduje, quien les explicó su trabajo en detalle. “Nos preocupa el impacto vial de estos proyectos. Y entendemos que las autoridades analizarán las aprobaciones respectivas”, indica Marta Lagos.