Pedro decidió estudiar un MBA en Estados Unidos. Renunció a su trabajo, tuvo que preparar el GMAT para pasar la dura etapa de selección y mejorar su inglés, pero logró su objetivo: tras dos años fue contratado para un importante cargo en una multinacional. Diego, en cambio, optó por un programa en una universidad local […]

  • 11 julio, 2014

Pedro decidió estudiar un MBA en Estados Unidos. Renunció a su trabajo, tuvo que preparar el GMAT para pasar la dura etapa de selección y mejorar su inglés, pero logró su objetivo: tras dos años fue contratado para un importante cargo en una multinacional. Diego, en cambio, optó por un programa en una universidad local para poder compatibilizar los estudios con su trabajo. Invirtió tiempo y dinero, y al término del programa fue ascendido a un cargo gerencial.

Aunque tomar un Master en Business Administration no implica necesariamente un aumento salarial, las estadísticas indican que sí es posible ver que la inversión realizada se devuelve.

Según Murilo Arruda, managing director de DNA Human Capital, en general tras un MBA una persona puede aumentar en un 15% su salario. Claro, que eso corre para los programas de universidades locales. Porque si la decisión es partir a una escuela de negocios top internacional, el salto en el sueldo se ubica en torno a 27%.

“Ante dos candidatos con un perfil similar, en general, las empresas tienden a privilegiar al candidato que haya realizado el MBA en Estados Unidos. El profesional que realizó sus estudios fuera del país, tendrá acceso a profesores con experiencia internacional, que propondrá ejemplos a nivel global y entregará una visión más amplia de las materias que se están analizando.

A esto se le podría sumar el cambio de mentalidad de vivir y estudiar en el extranjero. Generalmente, los ejecutivos que han tenido experiencias internacionales y han estado en contacto con culturas distintas, aprenden a pensar out of the box”, explica Arruda.

Costo MBA

La edad límite

Un MBA en Chile o en el extranjero es un complemento académico para personas con cierto grado de experiencia en gestión de empresas. Por esta razón, según el director de DNA Human Capital, el foco deberían ser gerentes y gerentes seniors de entre 32 y 38 años que busquen un complemento académico. “Un MBA no es aconsejable para jóvenes recién egresados, ya que no tienen la experiencia laboral suficiente para asimilar y aplicar el conocimiento entregado”, dice.

Pero también hay cierto límite. Si el factor para realizar un MBA es sólo financiero, para los ejecutivos mayores de 50 a 55 años, invertir en este tipo de programas no sería conveniente. “Se espera que a esa edad ya esté ocupando altos cargos en empresas; por lo tanto, no habrá mejoras en su sueldo. Sin embargo, puede ser una buena opción para crear network y refrescar conocimientos”, añade Arruda.

 

El retorno

El costo de realizar un MBA en Chile se ubica alrededor de los 112.600 dólares. Esto considera el costo del MBA (25 mil dólares), el costo de la vivienda y el costo de oportunidad de dejar de trabajar en caso de que la persona decida dedicarse full time al estudio.

Por eso, es importante calcular en cuántos años se recuperará esa inversión. Según los cálculos de DNA Human Capital, el payback por invertir en un MBA en Chile se verá luego de 7,1 años, mientras que para alguien que decidió partir al extranjero será un plazo mayor: 13,1 años. •••