Luego de que se paralizara su construcción en mayo pasado, por una orden de no innovar emanada de la Corte Suprema, el Hotel Punta Piqueros de Concón, propiedad de las familias Said, Urenda y Bolocco, decidió ingresar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto. En el informe sometido a evaluación la última semana de […]

  • 5 septiembre, 2013

Punta Piqueros

Luego de que se paralizara su construcción en mayo pasado, por una orden de no innovar emanada de la Corte Suprema, el Hotel Punta Piqueros de Concón, propiedad de las familias Said, Urenda y Bolocco, decidió ingresar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto.

En el informe sometido a evaluación la última semana de agosto, sus dueños detallaron que el hotel será un recinto de cinco estrellas, con un total de 19.451 metros cuadrados edificados, 134 habitaciones y la misma cantidad de estacionamientos.
El recinto –añadieron– contará con 10 pisos, de los cuales, 6 se encuentran bajo el nivel de la calle y 4 sobre ella. Además, contemplan levantar en el borde costero que une Reñaca y Concón, un spa, gimnasio, piscina, sala de reuniones, restaurante y bar, entre otras dependencias.

El proyecto se llevará a cabo en dos etapas. La primera, que ya presentaba avances, contempla la construcción del edificio principal, y una segunda consiste en levantar el spa y el restaurante, emplazado en el lado norte del terreno, que se unirá a la estructura central a través de un puente.

Dentro del proceso ya se solicitó el análisis del proyecto a la Municipalidad de Viña del Mar, al gobierno regional y se indicó poner el diseño a disposición de las organizaciones ciudadanas, para dar paso a su participación en la evaluación.