Un ganador y dos nominados para obtener el segundo lugar en el premio Deal of the Year 2010 de la revista Latin Lawyer, hay entre los estudios de abogados chilenos. En este ranking participaron 200 operaciones realizadas por bufetes latinoamericanos y sólo se seleccionan las 18 más destacadas de la región, 3 por cada categoría: finanzas corporativas, fusiones y adquisiciones, reestructuraciones, financiamiento de proyectos, inversiones en el exterior y controversias. En esta última categoría, Cruzat Ortúzar & Mackenna Ltda. –socios de Baker &Mckenzie en Chile- obtuvo el primer lugar por la defensa de la Asociación de Isapres ante el Tribunal Constitucional, que logró que éstas mantuvieran la facultad para fijar los precios de sus planes de salud según la edad y sexo del afiliado; pero se derogaron los criterios de la norma que permitían contrastes significativos en los precios de los planes, cuyo valor llegaban a una diferencia de hasta 14 veces. Es decir, se derogaron los numerales 1, 2, 3 y 4, del inciso tercero del “artículo 38 ter” de la Ley 18.933, conocida como Ley de Isapres. El TC dejó vigente el número 5, el cual señala que “en cada tramo, el factor que corresponda a una carga no podrá ser superior al factor que corresponda a un cotizante del mismo sexo”. Y en el marco de lo anterior, las isapres son libres “para determinar los factores de cada tabla que empleen”. En la instancia, los abogados Rodrigo Díaz de Valdés y León Larraín defendieron la constitucionalidad del modelo utilizado por las Isapres, el que considera la diferenciación de precios sobre bases objetivas, así como del aumento de la cotización obligatoria. El tema, sin embargo, ha seguido haciendo polémica, porque tanto el TC como la Suprema en fallado en casos particulares a favor de la inaplicabilidad de la tabla de factores de riesgo. Luego, entre los nominados –hay dos por categoría y se sabrá cuál de ellos saldrá segundo en la premiación el 31 de marzo- figuran los estudios Barros & Errázuriz y Carey & Cía. El primero aparece en la categoría “reestructuraciones” precisamente por la reestructuración de Invertec Pesquera Mar de Chiloé. Esta operación consistió básicamente en un refinanciamiento y repactación de obligaciones financieras de la compañía. El acuerdo implicó a 12 bancos y cubrió más del 80% de la deuda vigente de Invertec, tras una negociación de un año de duración con los bancos designados como agentes (BCI y Rabobank), en el contexto de una fuerte crisis en la industria y de una posible situación de insolvencia de la compañía. El valor del negocio -detrás del cual estuvieron los abogados José Tomás Errázuriz, Emilio Vásquez, Daniela Peña, Javier Díaz y Vicente Cordero- fue de 160.000.000 millones de dólares. En el caso de Carey & Cía., la operación nominada estuvo en la categoría de “fusiones y adquisiciones” y fue la compra de FASA por parte de Casa Saba, por un monto de 637 millones de dólares. Asesoraron la adquisición –que se hizo a través de una OPA que la azteca lanzó por el 100% de la compañía- estuvieron los socios de Carey, Guillermo Acuña, Felipe Moro y Pablo Iacobelli.

  • 24 febrero, 2011

Un ganador y dos nominados para obtener el segundo lugar en el premio Deal of the Year 2010 de la revista Latin Lawyer, hay entre los estudios de abogados chilenos.

En este ranking participaron 200 operaciones realizadas por bufetes latinoamericanos y sólo se seleccionan las 18 más destacadas de la región, 3 por cada categoría: finanzas corporativas, fusiones y adquisiciones, reestructuraciones, financiamiento de proyectos, inversiones en el exterior y controversias.

En esta última categoría, Cruzat Ortúzar & Mackenna Ltda. –socios de Baker &Mckenzie en Chile- obtuvo el primer lugar por la defensa de la Asociación de Isapres ante el Tribunal Constitucional, que logró que éstas mantuvieran la facultad para fijar los precios de sus planes de salud según la edad y sexo del afiliado; pero se derogaron los criterios de la norma que permitían contrastes significativos en los precios de los planes, cuyo valor llegaban a una diferencia de hasta 14 veces. Es decir, se derogaron los numerales 1, 2, 3 y 4, del inciso tercero del “artículo 38 ter” de la Ley 18.933, conocida como Ley de Isapres.

El TC dejó vigente el número 5, el cual señala que “en cada tramo, el factor que corresponda a una carga no podrá ser superior al factor que corresponda a un cotizante del mismo sexo”. Y en el marco de lo anterior, las isapres son libres “para determinar los factores de cada tabla que empleen”. En la instancia, los abogados Rodrigo Díaz de Valdés y León Larraín defendieron la constitucionalidad del modelo utilizado por las Isapres, el que considera la diferenciación de precios sobre bases objetivas, así como del aumento de la cotización obligatoria. El tema, sin embargo, ha seguido haciendo polémica, porque tanto el TC como la Suprema en fallado en casos particulares a favor de la inaplicabilidad de la tabla de factores de riesgo. Luego, entre los nominados –hay dos por categoría y se sabrá cuál de ellos saldrá segundo en la premiación el 31 de marzo- figuran los estudios Barros & Errázuriz y Carey & Cía. El primero aparece en la categoría “reestructuraciones” precisamente por la reestructuración de Invertec Pesquera Mar de Chiloé. Esta operación consistió básicamente en un refinanciamiento y repactación de obligaciones financieras de la compañía. El acuerdo implicó a 12 bancos y cubrió más del 80% de la deuda vigente de Invertec, tras una negociación de un año de duración con los bancos designados como agentes (BCI y Rabobank), en el contexto de una fuerte crisis en la industria y de una posible situación de insolvencia de la compañía. El valor del negocio -detrás del cual estuvieron los abogados José Tomás Errázuriz, Emilio Vásquez, Daniela Peña, Javier Díaz y Vicente Cordero- fue de 160.000.000 millones de dólares.

En el caso de Carey & Cía., la operación nominada estuvo en la categoría de “fusiones y adquisiciones” y fue la compra de FASA por parte de Casa Saba, por un monto de 637 millones de dólares. Asesoraron la adquisición –que se hizo a través de una OPA que la azteca lanzó por el 100% de la compañía- estuvieron los socios de Carey, Guillermo Acuña, Felipe Moro y Pablo Iacobelli.