Porsche, filial del Grupo Volkswagen, reconoció que cerca de 13.000 Cayenne están siendo investigados en Estados Unidos. El escándalo por la manipulación de las emisiones de los tubos de escape de los motores diésel del gigante automotor alemán Volkswagen aumenta así la presión sobre Porsche. De acuerdo con las correspondientes investigaciones de las autoridades estadounidenses, […]

  • 24 noviembre, 2015

eldiario_porsche

Porsche, filial del Grupo Volkswagen, reconoció que cerca de 13.000 Cayenne están siendo investigados en Estados Unidos. El escándalo por la manipulación de las emisiones de los tubos de escape de los motores diésel del gigante automotor alemán Volkswagen aumenta así la presión sobre Porsche.

De acuerdo con las correspondientes investigaciones de las autoridades estadounidenses, están afectados cerca de 13.000 modelos Cayenne, en lugar de los 3.000 que se creían hasta el momento, informó un vocero de la empresa en Stuttgart.

De los 85.000 afectados y 72.000 restantes después de que Porsche haya cifrado los suyos, Audi es la marca del Grupo Volkswagen con más autos adulterados, ya que Volkswagen solo tiene al Touareg.

Hasta ahora sólo estaban afectados los modelos diésel de Cayenne fabricados en 2015, pero las investigaciones se extienden también a los modelos producidos a partir de 2013, lo que eleva notablemente la cifra de coches afectados por el escándalo.

De momento se desconoce cómo se ayudará a los clientes afectados. El portavoz no quiso comentar nada al respecto recordando que aún están en marcha las asesorías internas.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.