A simple vista cuesta reconocer las inversiones polacas en Chile, sin embargo, el país se ha convertido en un destino relevante para sus empresas. Tanto así que el año pasado, Chile se transformó en el principal foco de las inversiones de Polonia en materia minera, y el 18 de noviembre, autoridades de dicho país encabezaron […]

  • 28 noviembre, 2014

Polonia

A simple vista cuesta reconocer las inversiones polacas en Chile, sin embargo, el país se ha convertido en un destino relevante para sus empresas. Tanto así que el año pasado, Chile se transformó en el principal foco de las inversiones de Polonia en materia minera, y el 18 de noviembre, autoridades de dicho país encabezaron el proceso de incorporación de esa nación a la Cámara Nacional de Comercio (CNC). “El intercambio comercial en 2013 entre Polonia y Chile alcanzó 356 millones de dólares, el nivel más alto de la historia de las relaciones comerciales entre nuestros países (…) Comparando con el año 2012, el intercambio comercial aumentó en 153 millones de dólares, es decir un 20%”, señaló la embajadora Aleksandra Piatkowska durante la ceremonia en la CNC, presidida por Ricardo Mewes.

La inversión más grande tuvo lugar el año pasado, cuando la sociedad minera KGHM anunció una inversión de 4.000 millones de dólares en la adquisición y desarrollo de la mina Sierra Gorda, en la Región de Antofagasta. Recientemente KGHM acordó, además, una inversión adicional de 1.000 millones de dólares, con el objeto de aumentar la producción del yacimiento.

No es la única compañía. La firma polaca Rozwoju –orientada al diseño, realización y gestión de inversiones en energía solar y eólica– ya comprometió más de 500 millones de dólares para contribuir a la producción de nuevas formas de energía en Coquimbo.

Asimismo, en el ámbito educacional, diversas entidades públicas y privadas de ese país europeo han visitado Chile con el objeto de establecer convenios con universidades e institutos de educación locales, que permitan un intercambio de profesores y estudiantes.