El 50% de los abogados que juran ante la Corte Suprema año a año es de mujeres. Sin embargo, eso no se refleja en el mundo laboral, donde la participación femenina es muy baja. Esa situación fue la que motivó a Magdalena Atria, del estudio Rivadeneira, Colombara, Zegers; y a Paula Vial, Defensora Nacional, a tomar cartas en el asunto y crear la primera Asociación Gremial de Abogadas de Chile. Después de un año de intenso trabajo, Mac AG se constituyó el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. La entidad busca ser un referente para la participación de las mujeres en el mundo del Derecho, a través de investigación para, a mediano y largo plazo, hacer propuestas concretas que faciliten la incursión femenina en los estudios, el mundo público y la academia.

Su inspiración fue España, país en que la igualdad de género está mucho más desarrollada. De hecho, allá cada proyecto de ley que se aprueba, de cualquier índole, debe pasar por un análisis de género para ver cómo impacta la participación de la mujer y buscar medidas que permitan morigerar los efectos adversos.

La asociación ya cuenta con 80 asociadas, entre juezas, fiscales, defensoras y abogadas corporativas y de estudios jurídicos, y espera sumar cada vez más. El único requisito es ser mujer y titulada en Derecho.

  • 24 marzo, 2011

El 50% de los abogados que juran ante la Corte Suprema año a año es de mujeres. Sin embargo, eso no se refleja en el mundo laboral, donde la participación femenina es muy baja. Esa situación fue la que motivó a Magdalena Atria, del estudio Rivadeneira, Colombara, Zegers; y a Paula Vial, Defensora Nacional, a tomar cartas en el asunto y crear la primera Asociación Gremial de Abogadas de Chile. Después de un año de intenso trabajo, Mac AG se constituyó el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. La entidad busca ser un referente para la participación de las mujeres en el mundo del Derecho, a través de investigación para, a mediano y largo plazo, hacer propuestas concretas que faciliten la incursión femenina en los estudios, el mundo público y la academia.

Su inspiración fue España, país en que la igualdad de género está mucho más desarrollada. De hecho, allá cada proyecto de ley que se aprueba, de cualquier índole, debe pasar por un análisis de género para ver cómo impacta la participación de la mujer y buscar medidas que permitan morigerar los efectos adversos.

La asociación ya cuenta con 80 asociadas, entre juezas, fiscales, defensoras y abogadas corporativas y de estudios jurídicos, y espera sumar cada vez más. El único requisito es ser mujer y titulada en Derecho.