En su última aparición pública, Steve Jobs se presentó en la alcaldía de Cupertino, Silicon Valley, el 7 de junio de 2011 para presentar los planos del nuevo campo corporativo de Apple, un edificio circular, de 260 millones de metros cuadrados, 2/3 del tamaño del Pentágono, donde acomodaría a más de 12 mil empleados. Un […]

  • 7 abril, 2013

En su última aparición pública, Steve Jobs se presentó en la alcaldía de Cupertino, Silicon Valley, el 7 de junio de 2011 para presentar los planos del nuevo campo corporativo de Apple, un edificio circular, de 260 millones de metros cuadrados, 2/3 del tamaño del Pentágono, donde acomodaría a más de 12 mil empleados.

Un par de meses después, antes de que los planes fueran aprobados, Steve Jobs murió. Sin embargo, Jobs dejó en claro que este nuevo edificio, similar a una nave espacial, sería caro. Apple le agregaría 6.000 árboles y costruiría calles y estacionamientos subterráneos, además de muchas cafeterías. Todas las paredes serían curvas y el piso sería construído de un vidrio cóncavo traído de Alemania.

Desde 2011, el presupuesto del Campo 2 de Apple se ha inflado desde un monto inferior a 3 mil millones a 5 mil millones de dólares, según informaron personas del proyecto. Si esto es así, la expansión de Apple sería incluso más costosa que el nuevo World Trade Center en Nueva York, donde se gastaron 3,9 mil millones de dólares.

Antes de su muerte, Jobs planeaba comenzar el edificio en 2012 y terminarlo a fines de 2015. Sin embargo, según informó el CEO de la compañía Tim Cook, la mudanza al nuevo complejo se postergará para el 2016. Apple se negó a dar explicaciones para este artículo.

 Según gente cercana al proyecto una de las razones del retraso se debe a que Apple está trabajando con Foster + Partners para recortar mil millones de dólares del presupuesto antes de empezar.  Al parecer, Apple contrató a la firma de Norman Foster, la misma que construyó el Reichstag en Berlín y la torre de Hearst en Nueva York, pero no cerró el contrato porque no llegaron a un acuerdo acerca del número de trabajadores que se requieren para semenjante construcción.

Este proyecto multimillonario, llevá a preguntarse, ¿qué es lo que está haciendo Apple con su dinero? Este tipo de preocupaciones no existían entre los accionistas cuando Apple estaba dominando el mercado de los smarthpones y tablets, comenta Businness Week. Sin embargo, las acciones de la compañía han caído un 38% desde Septiembre, en contraste con el auge de Samsung.

Es por esta razón que los grandes inversionistas de Apple están cuestionando la justificación de este lujoso edificio, ya que consideran que el recorte del presupuesto no es suficiente y que el proyecto es excesivo, especialmente si se toman en cuenta los últimos resultados.

Para acceder al artícuo completo entra a Business Week.