Más de 900 millones de smartphone Android con chips Qualcomm son vulnerables a un fallo de seguridad que podría permitir que un hacker tome el control total del dispositivo afectado. Según los expertos en seguridad informática de la empresa Check Point, el principal problema es la escala de privilegios del sistema que puede permitir a […]

  • 8 agosto, 2016

Samsung-Galaxy-S7-edge-cmara-700x398

Más de 900 millones de smartphone Android con chips Qualcomm son vulnerables a un fallo de seguridad que podría permitir que un hacker tome el control total del dispositivo afectado.

Según los expertos en seguridad informática de la empresa Check Point, el principal problema es la escala de privilegios del sistema que puede permitir a un atacante tomar posesión por encima del nivel principal de seguridad.

Algunos de los terminales más modernos, como el Samsung Galaxy S7 y su versión Edge, el LG G5, el último Moto X de Motorola, el HTC 10 o los Nexus más recientes, se encuentran en la amplia lista de afectados.

Y es que, según se ha descubierto, el problema tiene que ver con ciertos componentes de Qualcomm, que están presentes en un 65% de los dispositivos con conectividad 4G LTE.

Todo lo que tendría que hacer un atacante para tomar el control sería instalar una app maliciosa, pero a diferencia de otros tipos de malware, no necesitaría permisos especiales, por lo que podría instalarse desde cualquier fuente de aplicaciones.

Revise el artículo completo en Hipertextual.