La demanda presentada ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) en agosto pasado por la empresa Acam, propietaria de las tiendas de accesorios para guaguas Mundo Petit, en contra de Comercial e Industrial Silfa, que opera la marca Infanti en Chile, sigue dando de qué hablar. Infanti, controlada por la familia Sitnisky, contrató los servicios del estudio Ferrada Nehme para su defensa y será la misma Nicole Nehme, abogada especialista en temas de competencia, quien representará a la empresa junto a otros litigantes de su oficina. Así lo informó la empresa en un escrito presentado al tribunal el 6 de octubre pasado. En él, además, se solicitó a los ministros una prórroga de 10 días para contestar a la demanda, argumentando que habría documentos en el exterior que era necesario recopilar para su defensa. El TDLC rechazó esta solicitud.
La instancia ante el organismo de la competencia fue presentada el 27 de agosto pasado por Acam, bajo el argumento de que Infanti habría abusado de su posición dominante en el mercado local, induciendo a algunos proveedores a incumplir deberes contractuales contraídos con sus competidores y arrebatando la representación de marcas que éstos comercializaban en Chile.

  • 21 octubre, 2011

La demanda presentada ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) en agosto pasado por la empresa Acam, propietaria de las tiendas de accesorios para guaguas Mundo Petit, en contra de Comercial e Industrial Silfa, que opera la marca Infanti en Chile, sigue dando de qué hablar. Infanti, controlada por la familia Sitnisky, contrató los servicios del estudio Ferrada Nehme para su defensa y será la misma Nicole Nehme, abogada especialista en temas de competencia, quien representará a la empresa junto a otros litigantes de su oficina. Así lo informó la empresa en un escrito presentado al tribunal el 6 de octubre pasado. En él, además, se solicitó a los ministros una prórroga de 10 días para contestar a la demanda, argumentando que habría documentos en el exterior que era necesario recopilar para su defensa. El TDLC rechazó esta solicitud.

La instancia ante el organismo de la competencia fue presentada el 27 de agosto pasado por Acam, bajo el argumento de que Infanti habría abusado de su posición dominante en el mercado local, induciendo a algunos proveedores a incumplir deberes contractuales contraídos con sus competidores y arrebatando la representación de marcas que éstos comercializaban en Chile.