El experimento de Microsoft como fabricante de smartphones, para el cual compró Nokia en 2013, parece haber llegado a su fin definitivamente. La compañía acaba de anunciar un nuevo e importante recorte en su unidad de móviles, en un movimiento que le supondrá un gasto de US$ 950 millones y la salida de 1.850 trabajadores, […]

  • 25 mayo, 2016

microsoft-nokia

El experimento de Microsoft como fabricante de smartphones, para el cual compró Nokia en 2013, parece haber llegado a su fin definitivamente.

La compañía acaba de anunciar un nuevo e importante recorte en su unidad de móviles, en un movimiento que le supondrá un gasto de US$ 950 millones y la salida de 1.850 trabajadores, de los cuales, 1300 se encuentran en la filial finlandesa mientras que los otros forman parte de la plantilla global.

Este movimiento prácticamente marca la salida definitiva de Microsoft del mercado de smartphones para consumidores.

Hace unos días Microsoft comunicó que había vendido parte del negocio a Foxconn por US$ 350 millones, en un acuerdo que también ha supuesto el traslado de 4.500 empleados.

Sin embargo, la compañía asegura en un comunicado que seguirá trabajando para ofrecer móviles para empresas, pero sus esfuerzos en el mercado de ‘smartphones’ para consumidores han terminado.

Revise el artículo completo en El Androide Libre.